De todos los defectos que puede tener una persona, de entre los  míos (y tengo muchos creedme) hay uno que odio en especial, la timidez. Puede parecer que no es algo muy grave,  y hasta a veces la gente nos ve a los tímidos como muy cuquis, sobre todo cuando se nos suben los colores cual semáforo, pero os aseguro que en la vida diaria, y en especial a la hora de conquistar, supone una barrera en ocasiones insalvable.

Imaginad por un momento la escena: estás en un garito con los amigos y en la barra ves a una chica a tus ojos despampanante, se inicia de manera rápida pero sutil un juego de miradas, y quizás alguna señal más, que indica que no solo la chica en cuestión se ha fijado en ti (o en la peor de las situaciones en quién está detrás de ti) sino que además está interesada en al menos entablar conversación, dada la situación te armas de valor y…CORTEN
DeFiesta

Nuestros mejores aliados, las mascotas (se aceptan ficus como animal de compañía)

La escena termina ahí, justo en ese punto (al menos para mí), pues dada mi timidez crónica ni en esta ni en la próxima vida cuando me reencarne en Scarlett Johansson iré a decirle nada porque, simplemente, no puedo: mi cerebro se congela, se churrasca o se derrite o todas las anteriores, y si Y SI, llegara a acercarme solo podría balbucear porque encima, como extra, la conversación banal se me da fatal.
Deconversación

 Esto será lo más coherente que oiréis por mi parte

En el mundo en general, pero en especial en el croquetil, hace falta echarle un par, hay que echarle un par para reconocer que te gustan las mujeres, hay que echarle un par para salir del armario pero, para mí, e imagino que otros tímidos como yo, tener que hablar y “enfrentarte” a alguien desconocido supone siempre un extra de energía que te puede dejar KO en segundos, y si encima en ese alguien se junta un interés romántico mejor ni hablemos.
Mensaje

Cualquier método es válido mejor que hablar

Por eso agradezco al inventor de Internet y más reciente a los que decidieron simplificar el contacto humanos a través de la red con las redes sociales y aplicaciones como Brenda. Porque mira, estará llena de orcos, de princesas de cuento y de las tres mellizas, pero es una manera que la gente a la que le cuesta arrancar una conversación le sea más fácil interactuar con otros seres humanos. Podrá terminar mejor o peor, pero al menos la opción está. Ya otro día igual os hablo que la timidez acompaña hasta en esos momentos chateando con la “chicasexy69”  de turno, pues incluso online no te libras de los temas pueriles y del tener que arrancar a veces una conversación de la nada, pero al menos en estos casos tienes más tiempo de reacción.

EnBrenda

8 Comentarios

  1. Ayer mismo me pasó…..es horrible. Lo mío no es una barrera, es el muro de hielo de GoT….!!
    Pero nada, a pensar en positivo, que es lo que nos queda…jajajajjajaja, saludos!

  2. jajaja y yo!! Totalmente identificada!!… que haríamos sin las redes sociales… xD
    Sigo desde hace tiempo vuestra página y es la primera vez que me animo a escribir, así que aprovecho para felicitaros y daros las gracias por este espacio de sabiduría croquetil

  3. jajaja Me he sentido muy identificada contigo… La timidez es la consecuencia de otro rasgo subyacente de nuestra personalidad, la inseguridad, esa que te encadena al rincón menos visible del garito en el que estés, tiesa como un palo mientras el resto de la gente convulsiona al ritmo de la música (generalmente no muy buena si es un bar de ambiente). El problema de la inseguridad es que se huele a kilómetros, y lo que para tus amigos es muy cuki, para la chica en la que te has fijado, ni siquiera es antierótica, directamente actúa como una capa de invisibilidad sobre ti… y ese es mi día a día xD

    Yo también agradezco la existencia de Brenda, aunque realmente tampoco me ha llevado a conocer a nadie más allá de unas cuantas charlas amenas, pero al menos es un terreno en el que una se mueve con algo de gracia! Bueno, y eso hablando de ligar en garitos de ambiente donde al menos sabes que la probabilidad de que su orientación sexual sea compatible es alta, pero ay de ti si el cruce de miradas se produce en otro tipo de garitos…

  4. jajajajajaja que bueno, yo mas de lo mismo, pero para mi no me sirven ni las redes sociales, es superior a mi, nunca se que decir ni que temas sacar, esta es la primera vez que os escribo desde que os descubrí hace ya sus años y tampoco se que deciros xD simplemente me limitare a daros las gracias por todo, porque han sido muchas sonrisas y carcajadas las que me habéis sacado, así que después de estos 20 min. de mi vida tan bien aprovechados…
    Muchisimas Graciaaaas!!! (supongo que podría considerar esto mi primer paso de una larga trayectoria que me queda para salir del armario, ya que como sabéis la timidez tampoco ayuda en eso, y al final cuando salga lo tendré que hacer pero literalmente xD)

  5. Ah! mis queridas croquetillas! no sufráis. Las diosas aprietan pero no ahogan. Siempre hay una vía de escape. A mí me hicieron tímida pero torpe 🙂
    Aunque no os lo creais, soy lo más tímido que ha pisado la faz de la tierra.
    De verdad que sí.
    Jo, no me creen :'(
    En fin… ¿por donde iba? ah! sí! que soy tan tímida como torpe. A mi primera novia le tiré un café encima y le causé una… hirviente? primera impresión. Menos mal que lo encontró encantador (tal vez la alegría de tener una excusa para pirarse la clase de Lengua tuvo algo que ver, pero prefiero pensar que fuí yo y solo yo)
    Una vez me pegué la madre de todos los guarrazos en la piscina de mi barrio (aún tengo un par de cicatrices en un dedo de un pie y en la cadera ojocuidaoporqueyocuandomeaostiomeaostiodeverdadnadademediastintas) y acabé haciendo «cursillos de primeros auxilios» con la socorrista que vino a ponerme agua oxigenada en las pupitas.
    Tropezones, encontronazos con papeles volando por los aires, ejercer de conejillo de indias con una MIR recién salida del cascarón quedolormásgrandeyoconundedorotoyestachiquillatoqueteandoperoquebuenorraestabaconlabatablancaarfarfarf… perderme en mi propia ciudad (minúscula capital de provincia, no os creais) y acercarme con cara de penita a la primera chica guapa que me encuentro para que me oriente (es verdad, voy tan concentrada en mis cosas que he llegado a perderme camino de mi casa por lo menos 3 veces en mi vida). Puede que sea incapaz de acercarme a una chica, pero mi bollo-cupido personal se encarga de empujarme, de forma muy poco sutil por cierto aversinosdamosporaludidosynomiroaningúnarqueroconalitas, hacia mozuelas harto fermosas y dispuestas a quitarme la tontería de encima 🙂

  6. Joder, yo estoy pasando justo por un dilema así en estos momentos. Pero tengo mis razones para ser tímida, las veces que me he atrevido a algo siempre las otras chicas me rechazan y de las maneras más terribles, si no me rechazan entonces no me toman en serio (eso me paso con la última, que jugo conmigo hasta que se aburrió). Actualmente me gusta una chica que estudia conmigo, que tengo confirmado que es lesbiana, pero es muy bella y temo que me vaya a rechazar, porque como los últimos meses he comido tanto por la depresión estoy bien gorda y fofa, y no creo que yo vaya a gustarle (sí, el autoestima por el subsuelo) pero la verdad no se ni como salir de ese problema de inseguridad y francamente ya no me animo ni a dar un paso porque otro rechazo solo me hará deprimirme más. Me gustaría verme como de revista como dice la canción Jueves de la Oreja de Van Gogh para poder animarme y pedirle una cita, ir al cine o algo sin temor a quedar en ridículo y ser rechazada de nuevo 🙁

    Por cierto la chica que me gusta ya rechazo a otra chica que es alta, delgada y bonita, ¿qué esperanzas podría tener yo de que me aceptara a mi? Disculpen que me ponga en plan Lupita Ferrer por aquí pero necesitaba desahogarme, la verdad me gusta leer mucho esta página, pero me desanimo mucho de ser lesbiana al darme cuenta que ya llevo 2 años sin novia!, y parece que esa suerte no vaya a cambiar :'(

    Consejos no me molestarían, por si los quieren dar

Comments are closed.