Ashley Tisdale, actriz ya no tan adolescente, cantante a ratos y productora ejecutiva de la serie Young & Hungry de la cadena ABC Family nos contaba hace unas semanas en un late show americano algo que nos dejo a partes sorprendidas y a partes encantadas de la vida:

– Tengo un crush con una chica y produzco Young & Hungry en la ABC Family. Interpreto a una lesbiana así que le di el papel al instante.

– Espera… ¿Es una actriz con la que tienes el crush?

– Si, su nombre es Jessica Lowndes y es un gran crush para mi, así que siendo la productora, la jefa tuve que darle el papel y… tuve que besarla. Fue muy divertido, fue muy divertido para mi marido también.

Es en este punto de la vida cuando me pregunto, por qué no tengo el dinero suficiente para producir series y hacer lo mismo que Tisdale hace. Claro, con la excusa de que eres actriz puedes besar a diestro y siniestro a quién te apetezca y nadie te dice nada, ni siquiera tu pobre marido, que debe estar en casa más feliz que unas castañuelas porque a su mujer le vaya tan bien en su trabajo.

Las hay con suerte en esta vida y luego esta Tisdale, que no tiene el mayor reparo en pasar de las dotes interpretativas de alguien para meterle en su serie, solo tienes que gustarle y voilá tienes pase vip a la serie, con beso de la productora incluido. ¿Por qué, mundo cruel, todas tienen suerte menos las croquetas desamparadas? Tendremos que hacernos actrices y cruzar los dedos para ser el nuevo crush de Tisdale, aunque nos lleve la vida en ello. Me voy a empezar a leer a Stanislavsky y a Chejov, a ver si adelanto el proceso.

Aquí os dejamos el video completo:

2 Comentarios

  1. Joder, llevo como 5 años de «crush» con Jessica, y Tislade con dos segundos la contrata, la besa y hasta a su marido le parece divertido. Mundo cruel.

Comments are closed.