Con sólo dos capítulos emitidos, Riverdale es la serie del momento y la que está en boca de todos. Basada en los cómics de Archie, dos de los personajes con los que más os habréis quedado, son Betty y Verónica. Ambas pelean por el amor de Archie, afirman ser heterosexuales, y mantienen una relación estrictamente de amistad/enemistad. Bueno, vale, pero ¿me podéis dar la explicación heterosexual de esto?

«Si no era Archie quien me estaba besando, ¡¿quién era?!»

«¡Qué bien sienta esto!»

Verónica: «¡Por el amor de Dios, Betty Cooper! ¿Qué narices te ha pasado?

Bety: «Tía, el hermano Reggy me ha dado unos brownies fenomenales, y ahora me siento groovy, tía. ¡Sólo groovy! ¿Qué tal si tú y yo compartimos algo de amor libre, bombón?

Verónica: «¡Betty, despierta! Estás jadeando en sueños.

Betty: ¡Oh, Ronnie! Wow, ¿cómo pudiste ponerte la ropa tan rápido?