Ya era hora. O sea, YA. ERA. FUCKING. HORA.

Año 2017. Agosto. #25 Harley Quinn. Poison Ivy y el resto de sus amigos organizan una fiesta de cumpleaños sorpresa a Harley con mes y medio de antelación para que no sospeche. Tras entrar por la puerta la homenajeada y gritar «¡sorpresa!» acto seguido los invitados como manda el protocolo, Poison Ivy se acerca corriendo a su novia y por fin sucede, le planta el besazo que se merece. Ya podemos decir que Harley Quinn y Poison Ivy se han besan por primera vez (sí, habéis leído bien) en el Universo principal de DC. Sólo hemos tenido que esperar dos añitos desde aquel día de 2015 cuando DC confirmó, para sorpresa de nadie, que estas dos señoras estaban saliendo y mantenían una relación no monógama.

Igual que Harley y Poison se besen no os resulta extraño, es más igual lo habéis visto en más ocasiones, y así es. Las hemos visto ponerse cariñosas en Bombshells, esa maravilla de universo alternativo de Marguerite Bennett donde los superhéroes han sido susituidos por superheroínas y donde se aplica la regla de que todo el mundo es queer a menos que se diga lo contrario. Y también en Injustice: Los dioses entre nosotros, la versión cómic dle videojuego del mismo nombre.

¿Por qué es tan importante este beso, entonces? Porque por fin ha sucedido en el universo principal de DC. No en los esos «Otros mundos». Este beso es canon. Y Harley y Poison son más canon que nunca.

Vía: Autostraddle