El cómic con más superheroínas por viñeta está de vuelta, y es que las Bombshells están de nuevo aquí para patear algunos culos y alegrar nuestra existencia con su modelitos pin-up y su mala leche.

Las Bombshells viven a mediados del siglo pasado, en un universo paralelo en el que no hay superhéroes. Son ellas las encargadas de salvar el día, Batwoman, Supergirl, Wonder Woman, Harley Quinn, Catwoman y las demás mujeres de DC. Pero en este #1 de Bombshells United, tendremos que contentarnos con disfrutar sólo de Wonder Woman. Diana tratará de ayudar a dos chicas que reclaman su ayuda después de que sus familiares y amigos comenzasen a ser desplazados de sus casas e internados en campos de concentración. Quienes una vez fueron sus aliadas, puede que hayan cambiado de bando y no se encuentren nunca más a su lado. ¿Será capaz de enfrentarse a ellas?

La misma fórmula de Bombshells se repite aquí. Estilo retro y mucho girl power es lo que nos vamos a encontrar, todo ello a cargo de Marguerite Bennett al guión, ya sabéis, la de Insexts, o Batwoman, o otros muchos cómics con croqueteo y cosas guays, y Marguerite Sauvage a los lápices, que nos tiene muy malacostumbradas con sus increíbles dibujos.

Si sois de las que os gustó la primera serie, Bombshells, os gustará Bombshells United. Si sois de las que todavía no la habéis leído por la razón que sea, aunque no se me ocurre ninguna de peso que os exculpe de semejante crimen, os podéis subir al carro sin problema. Y si sois de las que no leéis cómics porque no sabéis ni por donde empezar, pues por aquí por ejemplo. Lo mejor de Bombshells, es que no tendréis que escoger para leer a qué superheroína de DC estáis de humor hoy, porque aquí las tendréis a todas, juntas y, a veces, hasta revueltas.