Octubre es el mes de las autoras. El mes de leerlas, de reivindicarlas, de recomendarlas, de hablar de ellas. Hace unos días, os recomendaba a cinco escritoras, bien para estos treinta y un días que tiene este mes, o para cualquiera de los otros 335 que tiene el año, porque nunca hay mal momento para leer autoras. Hoy, sin embargo, cambiamos de tercio, y no voy a ser yo quien recomiendo, sino que vosotras, y vamos a dejar los libros para otro momento y pasarnos a los cómics.

Autoras de Cómic preguntó y vosotras respondisteis con un montón de propuestas. Aquí tenéis algunas de ellas.

Monstress de Marjorie Liu y Sana Takeda es uno de los lanzamientos más esperados de este último trimestre del año en España. Una historia épica, de aventuras, con tintes steampunk, ambientada en la Asia de principios del pasado, en una sociedad matriarcal y que cuenta la historia de una joven, ligada psíquicamente a un monstruo tremendamente poderoso, y su lucha diaria por la supervivencia. Podéis comprarlo aquí. 

 

El azul es un color cálido es el cómic del que sale La vida de Adèle. Una preciosa historia coming of age que tiene a Clementine como protagonista, una adolescente que se enamora de una chica con el pelo azul. Podéis comprarlo aquí. 

Mujeres valientes, inconformistas, insumisas, rebledes. Mujeres, todas ellas, olvidadas que Pénélope Bagieu rescata en Valerosas, un cómic que me dan ganas de abrazar y achuchar de lo bonico que es. Podéis comprar el primer volumen aquí y el segundo aquí.

Persépolis es un relato divertido y conmovedor que entrelaza una historia cotidiana, la de la vida de la autora, Satrapi en Tehran durante su infancia, y un retrato sociopolítico de su país natal, Irán. Podéis comprarlo aquí.

Alison Bechdel. ¿Necesita esta mujer alguna clase de presentación? Sus lápices están detrás de Fun Home. Una familia tragicómica, las tiras cómicas publicadas durante más de una década de Unas bollos de cuidado y su última novela gráfica, ¿Eres mi madre?. Puedes comprar el último libro aquí.

Tillie Walden ha sido todo un descubrimiento. Historias intimistas, sencillas pero muy humanas y emotivas. Basta con leer un solo cómic suyo para querer besar el suelo que pisa. Puedes comprar I love this part aquí.