Breaking news: La diversidad también vende y no equivale a tirar dinero a la basura.

Es un hecho. Muchos estarán anonadados y no darán crédito a lo que están leyendo, pero cosis para confirmarlo. Y es que dentro del listado de los 20 cómics más vendidos encontramos algo más que hombres blancos y heterosexuales entre sus páginas y entre sus creadores.

Fuente: https://i2.wp.com/www.comicsbeat.com/wp-content/uploads/2018/02/UPDATED-bookscan2017.jpg?resize=1000%2C558

De esos 20, a excepción de en tres de ellos, siendo, sorpresa, sorpresa, La broma asesina, Watchmen y The Walking dead, en todos los demás han contado en su equipo creativo con personas no blancas y en 8 de ellos con mujeres. Tenemos incluso una croqueta en la lista, Alison Bechdel, creadora de las míticas tiras Una lesbianas de cuidado, que entra con sus memorias gráficas, Fun Home, una familia tragicómica.

En cuanto a diversidad en el contenido, además del Fun Home de Bechdel, recomendadísimo, por cierto, o el Black Panther de Ta-Nahesi Coates, la mención de honor se la lleva Saga con un muy honorable segundo puesto. Porque si buscas diversidad en el diccionario te aparece Saga como ejemplo. Una diversidad que en la serie de Brian K. Vaughan y Fiona Staples es totalmente interseccional, abarca raza, género y orientación sexual, y los trata de una manera impecable. Ya el propio Vaughan dejó claro que “la representación y diversidad en los cómics es algo importante” para él y que “hace un que un universo sea mucho más realista cuando construyes un mundo totalmente nuevo y quieres que sea auténtico.”

Y por último, no creáis que aquí se nos acaban las croquetas. No, no. Aunque su aparición es casi visto y no visto, el incombustible Watchmen también cuenta con una. Para quienes lo hayáis leído, ya sabréis que entre sus páginas está Silueta, la superheroína de los Minutemen. Para las que no, siempre podéis conocerla un poquito más aquí.  Su aparición es casi visto y no visto, pero oye, ahí está.

Vía: Comics beat