fun-home-large-643x441

En 2006 Alison Bechdel publicó Fun Home, una de las novelas gráficas más tiernas y crudas sobre la experiencia de tener un padre gay, y de tu propia salida del armario. Es una obra imprescindible, tanto si eres amante de los comics como si no, si eres LGBT como si no, porque la historia es, simplemente, humana. La novela fue llevada al teatro, en forma de musical en el circuito independiente, en 2013, algo que ya te contó Emma Mars, pero este abril da el salto al escenario más importante del mundo, a Broadway. El director Sam Gold ha hecho comentarios al respecto de su estreno:

Es la primera vez que un personaje lésbico protagoniza una historia en el teatro musical, y es una historia que necesita ser contada. Es un buen momento en nuestra cultura para dar voz a este personaje.

Lisa Kron, quien se ha encargado de adaptar la novela, cree que este es un gran paso:

La gente me dice «Esto es mucho más grande que solo la historia de una lesbiana», y yo les digo «Lo que ha cambiado es tu percepción de que una lesbiana es un ser humano que puede ser un reflejo de la experiencia humana tanto como otro tipo de personaje. No hay una explicación explícita, ni justificación ni disculpa en este show, y para mi es una hecho muy excitante llevarlo al escenario

Qué cosas, ¿eh? Resulta que las lesbianas somos más cosas aparte de… lesbianas. Ya era hora de que alguien se diera cuenta. Así que ya sabéis: Si tenéis la inmensa suerte de viajar a Nueva York, quizá podéis hacer un alto en vuestro itinerario para disfrutar, en toda la extensión de este verbo, de la adaptación. Si es una adaptación, aunque no perfecta, sí fiel a la novela, será una experiencia muy remarcable.

Vía: Huff Post