Desde que se destapó el escándalo de Harvey Weinstein, numerosas actrices y actores han decidido, valientemente y cansados de callar, dar un paso adelante y denunciar los continuos abusos, agresiones y acosos sexuales de que son víctima por los poderosos hombres de Hollywood con la esperanza de poder cambiar las cosas.

Entre la lista de acusados, que no deja de crecer con cada día que pasa, encontramos a Kevin Spacey, Ed Westwick, Charlie Seen, Jeffrey Tambor o Steven Segal. A Segal lo denunció públicamente Julianna Margulies la semana pasada, cuando declaró que la había acosado en la habitación de su hotel mientras le enseñaba su arma. Hoy se suma Portia Di Rossi, quien hace unas horas hacía esta declaración en su cuenta de Twitter.

“Mi audición final para una película de Steven Segal tuvo lugar en su oficina. Me dijo lo importante que era tener química fuera de la pantalla mientras me sentaba y se desabrochaba sus pantalones de cuero. Salí corriendo y llamé a mi agente. Sin inmutarse, me dijo, “Bueno, no sabía si era tu tipo.”

Ellen DeGeneres no tardó en mostrar su apoyo a su mujer.

No cabe duda de que estamos ante un terremoto que está sacudiendo Hollywood desde sus cimientos. Un terremoto que está lejos de terminar y, con suerte, tendrá como resultado que que se reaccione, por fin, ante actos que llevan quedando impunes durante demasiado tiempo.

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems