En 2013 una nueva serie irrumpía con fuerza en la parrilla, y también en nuestros corazones: Orange is the new black, el retrato de un grupo de presas en una cárcel estadounidense, se convertía entonces en una ficción esencial para entender cómo iba a ser a partir de entonces el mercado de series, que pasaría a estar casi dominado por las plataformas de streaming. Ahora, las mismas actrice shan anunciado que la próxima temporada, la séptima, será la última.

Cindy Holland, la Vicepresidenta de Contenido Original de Netflix, ha afirmado que “Estaremos tristes al despedirnos, pero nos iremos en lo más alto. Estamos agradecidos a Jenji Kohan y su visión rompedora, a su talentoso equipo de guionistas y productores, y a un reparto que solo ocurre una vez en la vida por crear una obra de arte realmente especial, que ha inspirado conversaciones y conectado al público alrededor del mundo”

Tendremos que esperar hasta el verano de 2019 para ver los últimos episodios. Ay, qué penita.

Vía: TVLine