• Título: Una estrella danzante
      ·Autora: A. M. Irún
      ·Género: novela negra / espías / acción / lgtb
      ·Fecha de publicación: octubre 2018
      ·Editorial: autopublicada
      ·Número de páginas: 177

Irún es el pseudónimo tras el que se esconce esta autora nacida en Zaragoza a principios de los 80 (ya hemos hablando en alguna ocasión de la cantidad de autoras que escriben novela lésbica sin firmar con su auténtico nombre). También es periodista, licenciada en la Universidad Complutense de Madrid.

Como autora independiente, ha demostrado destreza en sus habilidades como escritora, contando ya con cuatro títulos a sus espaldas. La conocimos con la trilogía de Nico, Por favor y la novela Sea. Todas encueradas dentro del género CHIC lésbico, siendo el titulo que nos ocupa hoy un cambio de registro, que no de modo: novela negra de espías, con un toque punk. Ñam!

También podéis leerla en su portal web y, de vez en cuando, en HULEMS.

Jana es una espía del tres al cuarto a la espera de su gran misión. Claudia se metió con quien no debía y ahora necesita un arma, un matón o ambas cosas. Mia está metida en le banda de Grosinho y tontea demasiado con la chica de su jefe.

Y las tres son la misma persona.

* * *

Jana Báñez no sabe si es ella de manera genuina o sólo un calco de su padre torneado por los deseos de su abuelo. 

Tiene el trabajo de sus sueños. Bueno, más o menos, pero le da para vivir. Le gustan las mujeres y no suele tener problemas para ligar. También tiene una relación tirante con su madre, un Citroën DS del 74 y un agujero en su memoria.

Lo que no tiene es nada que perder cuando un tipo le invita a entrar en su coche y le propone la posibilidad de formar parte de un equipo de espías para una misión sencilla: infiltrarse en la banda de Grosinho, el capo gallego que controla todos los after de la ciudad, y sacar toda la información posible.

Si habéis leído a A. M. Irún, sabréis que uno de sus fuertes a la hora de escribir es la capacidad de mantener la tensión de principio a fin, siendo leerla una apuesta segura por el entretenimiento con la narrativa adecuada. Si ya de por sí se trata de una novela de espías, la fórmula funciona muchísimo mejor.

Pero antes de entrar en materia diré: gracias. Y gracias porque es un auténtico placer leer novelas con aire nuevo, llenas de empoderamiento femenino y con la representación libre y sin tabúes que siempre hemos necesitado. A. M. Irún es una de nuestras voces lésbicas por excelencia, y teníamos que dedicarle el hueco que se merece en nuestro portal. una estrella danzante 228x364 - Reseñas de libros: 'Una estrella danzante', de A.M. Irún

Una estrella danzante es una novela que transcurrirá en las noches de una ciudad con una ubicación difusa, pero las noches son las noches. Y Jana Báñez, que “danza” por su vida perdida entre tanta oscuridad, frecuenta los bares y se busca la vida. Amanece con mujeres en casas desconocidas y corre hacia adelante huyendo de los demonios. Es fuerte, sí, pero tras esa fortaleza se esconden mil y una debilidades.

—Jana, tú también estás en peligro. Esto no es un juego de niños, esto no va de robarle la receta a la competencia.
—Dime algo que no sepa.
Las dos mujeres se quedaron mirando los árboles. Una nube tapó el sol y les sobrevino el frío.

Sí, una de ellas son las mujeres.

—¿Quién eres? —volvió a preguntar Yamila, ahora con la voz temblorosa.
—No lo sé. Ya he perdido la cuenta… —respondió Jana con la cara desfigurada por las luces. 

Como leemos en la sinopsis, Jana será tres personas al mismo tiempo, creando un conflicto de identidad no siempre bien conseguido. Clauda, Mia y Jana a duras penas se diferencian (quitando un cambio de cabello y poco más), así que yo en ningún momento me perdí la perspectiva de la auténtica protagonista: una muchacha que sigue los pasos de su padre y su abuelo en su trabajo como espía.

Su futuro era una incierta certeza. Se iba a colar en una banda que controlaba los after de la ciudad. Parecía sencilla, pero siendo como eran el escenario del intercambio de prostitutas, armas y drogas siempre se podía complicar. Jana sólo se había infiltrado una vez en la cocina de un restaurante de lujo como friegaplatos donde lo más peligroso que le podía pasar era que se le metiera jabón en los ojos. Lo de Grosinho era otra liga. Llevaba tiempo esperándolo, era su momento, pero tenía el listón muy alto.
—Paso a paso, Jana. No te agobies

De este modo, al infiltrarse en la banda del capo gallego Grosinho, pondrá su vida en riesgo y también la de las personas que le importan. Sin entrar en trampas complejas ni ahondar en la profundidad de la misión, da la impresión de que su oficio y las pistolas son solo una mera excusa de la autora para poner en el punto de mira a nuestra espía y a su corazón libre. Pero, por si fuera poco, una extraña amnesia que le sobreviene de repente la causará algún que otro problema.

Narrado en tercera persona, la forma de elocución que predominará serán los diálogos. Es obvio que la autora se siente más cómoda desarrollándolos, con bastante acierto y buena dinámica (creo que es uno de los sellos propios de Irún). También nos encontraremos con capítulos y escenas breves, que mantendrán la lectura viva página a página. ¿Lo mejor? La trama principal no se pierde de vista, será la cuerda principal a la que aferrarnos durante toda la obra, con más o menos intriga durante la misma.

En conclusión, una novela breve de espías con representación lésbica y femenina que es un pequeño disfrute con sus más y sus menos. Entretenida y fresca, cualquier excusa es buena para descubrir a esta autora que no para de crecer y crecer.

Un monstruo de doce labios la comía entera. Echó la cabeza para atrás y se vio a sí misma rebotada en una lámina brillante, codificada más allá de las pestañas, incapaz de abrir los ojos en el momento del orgasmo. Jana recordó que gritó y su reflejo se empañó. O quizá era su mente la que estaba turbia. Estiró la mano para tocar el espejo, pero el monstruo no la dejó; la atrajo, le lamió la piel, la absorbió.

Puedes comprar Una estrella danzante en este enlace.