Con esta maravillosa noticia nos hemos despertado hoy. Dominique Provost-Chalkley le dice al mundo que es queer. Y lo de hace de la manera típica, ordinaria o corriente que cabría de esperar. No, no. Lo hace lanzando una organización benéfica que busca construir una comunidad online inclusiva que pueda ser de ayuda a la gente del colectivo, Start the wave.

La pequeña de las Earp nos da la bienvenida a la web con un mensaje muy personal. Su carta de presentación es su historia de aceptación de su bisexualidad y cómo, con su granito de arena, espera poder contribuir a que el mundo sea un lugar mejor para los que no entramos dentro de la norma impuesta por la sociedad. «Fui muy afortunada de venir de dos hogares de mente abierta, pero aún así, en la calle (y el mundo en general) claramente veía este aspecto de mí de manera muy diferente. Eso me asustó. No quería ser diferente. (…) Así que los suprimí. Gustar a los demás pesó más que ser yo misma.»

Fue gracias a Wynonna Earp, con la posiblidad de interpretar a la Waverly y conocer a los fans de la serie, que entró en contacto con la comunidad LGBT. Poco a poco, eso fue provocando un cambio en ella y se fue aceptando más y más como era. «Aunque hacer esto sea una de las cosas más terroríficas con las que la vida me ha retado, ahora sé que poco a poco, diciendo la verdad y viviendo mi vida de acuerdo con mi moral y mis valores, seré más feliz»

Porque ser queer es un viaje jodidamente colorido y mágico y porque soy más feliz cuando soy mi yo auténtico y queer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.