El otro día estaba en el mood de ver algo en lo que apareciese Katie McGrath. Supergirl está de parón hasta principios de mayo y como tampoco es que últimamente nos estén dando ni material para fics ni demasiada Lena Luthor, tuve que buscarme otras fuentes que me proporcionasen lo que andaba buscando. En ese momento, me acordé de aquella serie de la que habíamos hablando por estas fechas el año pasado, Secret Bridemaids’ business, y allá fui yo.

La serie australiana se centra en tres amigas de toda la vida, Melanie, Saskia y Olivia. Olivia es Georgina Haig (la Elsa de Once Upon a Time), la chica que vive y trabaja en unos idílicos viñedos australianos y que está a punto de casarse con el chico perfecto. Una de sus damas de honor es Saskia, interpretada por Katie McGrath, es una abogada de éxito con las cosas muy claras en esta vida y que, en palabras literales suyas, le gustan los chicos y las chicas porque por qué quedarse con un solo sabor de helado cuando los puedes probarlos todos. La otra es Melanie (Abbie Cornish), madre y esposa, hecha una canita al aire y ve como su vida se desmorona. Lo que prometía ser una boda perfecta, pues obviamente no lo va a ser, porque aquí hemos venido a jugar.

La serie es una adaptación de la obra de teatro homónima y consta solo de seis capítulos. Diré que quedé enganchada desde el minuto uno. Rato libre que tenía, rato en el que ponía un capítulo. El tono, el suspense, la trama, las protagonistas… todo estaba como a mí me gusta. Tenía el hype por las nubes hasta que llega el tramo final. Ay, el final. Me bajó el entusiasmo de golpe. De esos capítulos que dejan tan mal sabor de boca, por apurado y por una forma de atar cabos que deja mucho que desear, que arruina la experiencia completa de la serie. Una pena, porque la estaba disfrutando muchísimo.

Dejando a un lado eso sobre lo que correré un tupido velo, la serie consigue mantener el suspense y el misterio hasta que sucede *ese* final, y las actrices hacen un gran trabajo. Se nota que Katie McGrath está en su salsa interpretando a Saskia. Desde mi más absoluta objetividad (spoiler: no) con esta mujer, diré que es el personaje más interesante de todos, pero que está muy desaprovechado. Podían haber escarbado más y hubiera dado muchísimo más juego. #SpinOffParaSaskia

Anyway, si sois fans de Katie McGrath, la disfrutaréis y estaréis entretenidas un buen rato, al menos, hasta que vuelva Lena Luthor. Si no lo sois, no está mal, pero advertidas estáis del final.