*Ojo, espoilers de la primera y segunda temporada de The Umbrella Academy*

Umbrella Academy, Hay una lesbiana en mi sopa

Es la serie de la que todo el mundo habla, algunas veces para mal pero casi siempre bien, y es que no es para menos: The umbrella Academy, que acaba de estrenar su segunda temporada en Netflix, no se parece demasiado a nada que hayamos visto, y tiene mucho que ver con su mezcla de géneros. Si te gustan los superheroes, aquí tienes a siete. Si lo tuyo son los viajes en el tiempo y las paradojas consecuentes, te lo vas a pasar en grande. Y si lo que buscas es algo de visibilidad LGBT… pasa y siéntate, porque hay tela que cortar.

Al final de la primera temporada de la serie, los miembros de la Academia escapaban del Apocalipsis, un fin del mundo que, bueno, había provocado Vanya (Ellen Page), a quien toda su vida su padre había convencido de que no tenía poderes. Los hermanos acaban esparcidos por el tiempo, pero no por el espacio: en el periodo comprendido entre 1960 y 1963 todos terminan en Dallas. Luther tiene que ganarse la vida como boxeador. Klaus funda una secta. Diego se dedica a seguir al asesino de JFK. Allison lucha por los derechos civiles. Y Vanya (Ellen Page), quien ha perdido la memoria, es atropellada por una familia que la cuida en su granja. Y, desde el punto de vista LGBT, este arco es el que nos interesa.

Poco a poco Vanya se va enamorando de Sissy, la mujer que la acoge en su granja. Su matrimonio es lamentable, porque su marido es lamentable. Ella no es en absoluto feliz, pero siente la obligación de aguantar todo lo que sea con tal de proteger a Harlan, su hijo, quien tiene algún trastorno del espectro autista. Pero tan poco a poco como Vanya se enamora de ella, Sissy va sintiendo lo mismo.

Vanya Sissy Umbrella, Hay una lesbiana en mi sopa

En los Estados Unidos de los 60, como todavía en muchas partes del país y del mundo, porque el pasado se proyecta en el presente, no era fácil para una mujer tener una relación con otra. Además de con el entorno, obviamente hostil, había que luchar con algo más sutil y que sigue frenando a miles de personas: la homofobia interiorizada, el pensar que lo que sientes es inherentemente malo. Ese conflicto interior es el que sufre Sissy. Pero, además, hay que sumarle que su marido las espía, y las encuentra besándose en el coche, lo que le lleva a acusar a Vanya de comunista, y lo que desencadenará su detención por parte del FBI.

Hay dos puntos de esta trama que me parece interesante comentar. El primero tiene que ver Vanya pidiéndole a Sissy que lo deje todo por ella y comiencen una nueva vida juntas, lejos, incluso en otro tiempo. Supongo que esto será una impopular opinion, pero no le puedes pedir a alguien que conoces hace literalmente diez minutos que deje toda su vida, todo lo que conoce, aunque sea malo, y lo más importante, a su hijo, para vivir contigo no se sabe donde ni como. Hay una idea bastante arraigada en muchas personas de que el amor todo lo puede y, bueno, pues no. El amor está fenomenal, pero a veces la vida real no te da opciones. Y este es el caso de Sissy. Tanto es así que, una vez que su marido está fuera de plano, decide, con buen juicio a mi parecer, quedarse donde está e intentar ser todo feliz que le sea posible, sin Vanya.

Vanya Sissy, Hay una lesbiana en mi sopa

Por otro lado, el segundo punto es el que vincula la represión de los poderes de Vanya con una situación que mucha gente tiene que vivir durante su adolescencia e, incluso, más adelante en su vida: la represión de su orientación sexual, o lo que es lo mismo, el vivir en un mundo heteronormativo que no te dice explicitamente que has de ser heterosexual, pero que desde luego lo da por hecho y te facilita enormemente la vida si lo eres. Reginald Hargreeves ha intentado por todos los medios que su hija no sepa quien es, y eso es algo que se puede conectar con facilidad con todas aquellas personas a las que les sucede lo mismo con su familia o entorno. Es cierto que, en realidad, los siete hermanos están de un modo u otro fuera de la norma, pero en ningún momento su padre les negó su identidad, algo que sí le sucede a Vanya.

The Umbrella Academy, además de ser una serie muy entretenida y que se ve prácticamente del tirón, tiene una serie de lecturas más que interesantes. ¿La has visto ya?