Como Elegimos Quien Se Queda Embarazada, Hay una lesbiana en mi sopa

Conoces a una chica en un bar, os gustáis, te invita a una copa, y… <fast forward> llega ese momento en que sí, que vale, que decidís que es el momento propicio para formar una familia, e incluso valoráis el método ROPA. Pero, ¿cuál de las dos es la que va a quedarse embarazada? Si no queréis hacer un Ella baila sola, es decir, aguantar  un poco más o lo echéis a suertes, hay algunas consideraciones que quizá tengáis que contemplar.

La primera, y quizá la más evidente, es la edad. ¿Hay diferencia de edad? Entonces, podéis considerar que sea la mayor quien dé el primer paso. Es ley de la naturaleza que, cuanto más pasa el tiempo, más escasean las posibilidades de embarazo, así que este puede ser un criterio de peso. Pero, cuidado, a partir de los 40 la historia cambia, y para tener más posibilidades de éxito sería una buena cosa que la mujer más joven fuera la gestante. De todos modos, un test de fertilidad, como el que ofrecen las clínicas IVI o el de su Pack Mamás2, que es un estudio de fertilidad adaptado a parejas de mujeres, despejará vuestras dudas.

¿Una de vosotras ha tenido hijos con anterioridad? Es posible que, si eres bisexual o si te has enamorado tarde de otra mujer, hayas tenido una relación con un hombre, o hayas decidido ser madre soltera aportes a la pareja algún mini tú. Hay algunos factores que hacen más fácil tener un embarazo a partir del segundo bebé, y es algo a tener en cuenta.

Una vez seleccionada la madre gestante se busca al donante más compatible, y algo que puede ser definitivo es la detección de alteraciones cromosómicas estructurales, algo así como la falta de compatibilidad de los cromosomas del donante y la madre gestante. Esto es algo que puede detectarse con un Test Genético Preimplantacional (PGT), que detecta y previene la transmisión a la descendencia de enfermedades graves causadas por alteraciones genéticas y cromosómicas en los embriones, antes de su implantación. Vale, es algo que a lo mejor no tenías en cuenta y ni te imaginabas, pero para eso es importante ponerte en manos de los mejores expertos, quienes pueden aconsejarte qué es lo mejor para ti, para tu pareja, y para tu futuro bebé. Si tienes dudas, ponte en contacto con IVI, y ellos te aclararán cualquier cuestión que pueda surgiros.