59751517. SX318 , Hay una lesbiana en mi sopa

Seguramente que conoceréis a Ana Oncina por los cómics de Croqueta y Empanadilla. La valenciana se dio a conocer con ellos hace ya unos cuantos añitos y, entre otros, se llevó el premio del público en el Salón del Cómic de Barcelona allá por el 2015. Y aunque no podemos negar que las croquetas nos gustan BASTANTE por razones que no vienen al caso, es su último cómic el que precisamente por eso y por razones que esta vez si vienen al caso nos interesa. Spoiler: También hay croquetas, pero croquetas croquetas.

Erika y Emi se conocieron en plena adolescencia durante un campamento de verano. Erika no estaba demasiado convencida de ir, pero una chica de pelo largo y rizado se sienta junto a ella en el bus y la idea de pasar varias semanas compartiendo tienda, aventuras y risas ya no le parece tan mala, que tampoco es tonta la niña. Los años han pasado desde entonces y ni una ni otra son la misma persona. Aún así, tampoco están dispuestas a pasar página del todo y dejar atrás lo que pasó en aquel campamento. Siguen viéndose de vez en cuando con la esperanza de mantener vivo e intacto el recuerdo de aquel verano. ¿Lo conseguirán?

FHkkPCBXoAEHIKD 1, Hay una lesbiana en mi sopa

“Just Friends” es una historia que se mueve entre lo melancólico y nostálgico de cómo dos personas que se encontraron en un determinado momento y lugar intentan con todas sus fuerzas volver al mismo punto en el que una vez estuvieron, y lo entrañable del primer amor. Un dibujo de trazos sencillos y falta de adornos innecesarios le sienta fenomenal al tono ligero y cálido de la historia, además de conseguir lo que busca, que nos centremos en lo que realmente importa, Erika y Emi.