InicioOpiniónCosas que odio como lesbianaCosas que odio como lesbiana: 1. Las chicas a las que les...

Cosas que odio como lesbiana: 1. Las chicas a las que les gusta gustar

Publicado

Esto es algo que, aunque antes ya me parecía molesto, he aprendido a odiarlo de verdad como lesbiana.

Todos tenemos una amiga calientapollas. Es algo tan cierto como que los lunares de Anna Simón están puestos así para lamerlos o que cuando dices que sólo sales a tomar algo es cuando acabas llegando a tu casa al mediodía todavía borracha.

Cosas que odio como lesbiana: 1. Las chicas a las que les gusta gustar
Anna Simón y sus “lunares”

Nuestra amiga “la calientapollas” (a falta de un mote mejor) es la típica que cuando viene un amigo de una amiga es de repente súper simpática con él y se acerca más de la cuenta cuando hablan y deja que él la acompañe a casa. Pero no ha pasado nada.
Es la típica que baila cogida del cuello de los tíos en la discoteca y se roza contra ellos y les acompaña fuera a fumarse un cigarro. Pero no ha pasado nada.
Es la típica que pasa una noche de botellón en su casa haciéndose ojitos con un tío y acompañándole a la cocina a hacerse unos cubatas y tocándole siempre demasiado. Pero no ha pasado nada.
Y tú no te lo crees, claro. Porque no eres tonta y no naciste ayer y sabes que: te lo has follado taaaaanto.
Pero no dices nada y finges que la crees porque las amigas a veces están para eso, para fingir que se creen tus mentiras.

Pero entonces tú sales del armario y pasas a ser el tío calentado. Y en ese momento sabes que es verdad que no ha pasado nada. PORQUE CONTIGO TAMPOCO PASA. Y como jode.
Mi amiga (porque por si no os habéis dado cuenta por el tono de rencor estamos hablando de alguien real), a quien vamos a llamar María Teresa (entre otras cosas porque se llama así de verdad y estoy lo bastante escocida como para no cambiarle el nombre), de repente se pasa las noches de fiesta hablándote demasiado cerca, tocándote mucho, tonteando aún más, bebiendo de tu copa, rozándose contra ti y lanzando todo tipo de señales claras y luminosas de que quiere algo más.

Y luego tú (o sea yo), que eres gilipollas, vas y haces algún comentario con intención pero a la vez un poco gracioso. Y VA LA TÍA Y SE TE OFENDE. Con lo que no te queda otra que decirle alto y claro que para qué calienta un horno en el que no piensa cocinar nada. (En realidad lo que yo dije directamente fue: “deja de calentarme”, pero me gusta hacerme la interesante y graciosa).

Así que en esas estás, con una amiga que además de ser una calientapollas ahora también sabes que es una calientacoños (necesitamos un término un poco más classy que eso…) y que encima niega haber tonteado contigo ante la cara de alucine del resto de tus amigas que estuvieron huyendo toda la noche despavoridas ante el miedo de ver a sus dos amigas apareándose ahí en medio y/o de estar cortándoos el rollo.

Cosas que odio como lesbiana: 1. Las chicas a las que les gusta gustar
Me informan de que el término adecuado es “microondas”

Tú te quedas pensando que eres una puta enferma y que lo has malinterpretado todo y que qué mala persona eres y que vas a ir al infierno de las malas amigas y demás cosas bonitas. Y a los dos meses hace lo mismo con otra amiga que ha salido del armario. Y después con otra. Y lo sigue haciendo con los tíos. Y DESPUÉS CON OTRA. Y OTRA. Y OTRA.

Y te das cuenta de que no eres tú, es ella. Que es una calientapollas de mierda. Que le gusta gustar. Y lo odias. (Pero también te quedas más tranquila).

**Juro solemnemente que todo lo contado en este post es 100% verídico y que, increíblemente, fui rechazada. (Lo sé, yo tampoco entiendo por qué).

Lo que me dieron

Últimos artículos

Juguetes eróticos y candidiasis: Consejos de higiene y limpieza

Hoy vamos a tratar un tema crucial pero a menudo pasado por alto en...

Películas lésbicas (y bisexuales) para este 2024

Están siendo unos años rarunos para la industria, pero tras la pandemia y la...

‘Entrevías’: las serie que buena, buena, no es, pero que no podrás dejar de ver

Con el estallido de las plataformas de streaming, la manera de hacer series ha...

Emociones fuertes con la bomba de succión de Gozzo

Comprar tu primer juguete erótico tiene algo de adictivo, parecido a cuando te haces...

Ahora sí, habrá ‘A Simple Favor 2’

Desde que en 2018 se estrenara A simple favor, la película que Anna Kendrick...

Vuelve Arizona Robbins a ‘Anatomía de Grey’

Sacad el champán o el champín, lo que bebáis, porque estamos de celebración. Tras...

Vim, el juguete más potente de Fun Factory

Mi primer juguete erótico funcionaba con una sola pila y tenía una forma supuestamente...

Así es el nuevo Satisfyer Pro 2 Connect (Generation 3)

Satisfyer debió de hacer las cosas muy bien para que, de pronto, todo el...

Ana Legazpi y Vicco, dos trocitos de fruta que se disfrutan (según Socialité)

Bueno, bueno, bueno, porque se va calentando el ambiente en la bolloescena musical de...

El escepticismo de los compañeros de Reneé Rapp sobre su bisexualidad

Seguro que conoces a Reneé Rapp, la protagonista de la serie de HBO de...

Parvati Shallow y Mae Martin, nueva pareja por sorpresa

A lo mejor si eres española y/o no muy fan de los realities estadounidenses...

Just Jared lanza su casting soñado para ‘Los siete maridos de Evelyn y, mira, sí

Si te gusta el gossip de Hollywood, seguro que conoces Just Jared, una web...

‘Sister wives’: la película que no sé si necesitábamos sobre poligamia mormona

Attenzione croquettes: Una nueva película de las que nos gustan está en camino. protagonizada...

Sophie Turner ya había dicho que era bisexual (hay que estar más atentas)

Si no has estado en una cueva en los últimos días, sabrás que Sophie...

Estimulación de alta precisión con LELO Dot Cruise

El clítoris ha empezado a visibilizarse más en la última década, pero lo cierto...

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...

La croqueta libre: ‘Y ahora que ya no estás’

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección...