¿Sabéis esa frase de que no es oro todo lo que reluce? Pues es muy adecuada para explicar lo que ha ocurrido con las atletas rusas, que teóricamente se besaron en el podio para protestar por la ley antigay de su país. Ni era una protesta ni se estaban besando para provocar. Como bien explican en el blog Ciencias y cosas, la realidad es muy diferente. Los besos en los labios son un gesto muy común en la cultura de algunos países del Este (también entre personas del mismo sexo) y los hemos visto durante la celebración de muchos eventos deportivos.

sandra izbasa y elena zamolodchikova
Las gimnastas Sandra Izbasa y Elena Zamolodchikova.
dúo ucrania londres 2012
El dúo ucraniano de natación sincronizada en Londres 2012.
Goncharova y Koltunova trampolin
Las saltadoras de tramapolín Goncharova y Koltunova.

Sin embargo, toda la prensa (nosotras incluidas) se precipitó y juzgó el beso de las atletas rusas como un corte de mangas a la caza de homosexuales de Vladimir Putin.

Las-atletas-rusas-Kseniya-Ryzh_54379518053_51351706917_600_226
Fue un beso fraternal, no de protesta.

Lo explican mejor en el blog al que hemos dejado link, pero parece ser que el problema ha sido tomar un momento de la secuencia por el todo. La fotografía, aislada, puede dar lugar a error, pero si nos fijamos en el vídeo completo de la subida al podio del equipo ruso y analizamos la escena, vemos que todas las deportistas lo celebran de la misma manera.

En conclusión, aunque este gesto contradiga la propia ley antigay de Putin, que prohibe las muestras públicas de afecto entre personas del mismo sexo, su motivación no ha sido la que todos creíamos. Nada de rebeldía, solo confraternización. Nuestro gozo en un pozo.

6 Comentarios

  1. Y fíjate que a mí en el vídeo algunos me parecen besos en la mejilla. Una que es mal pensada.

  2. Yo también me acordé de ese beso!! Estuve tentada a ponerlo en el post, pero al final preferí ceñirme a los ejemplos de más deportistas que «festejan» sus triunfos de esta singular manera. Pero, sí, creo recordar que a Gorvachev también vimos alguno.

  3. Majas, las primeras son las dos Kseniyas del equipo de gimnasia artística de Beijing 2008. La de las mangas color turquesa es Kseniya Seménova, la peque del equipo y la del chandal blanquirrojo es Kseniya Afanasyeva (una fiera bravida sessuarrr). Ambas son rusas. En la zona este eslava es lo más normal y equivale al besito en la mejilla que nos daríamos nosotras con la compi de equipo al terminar el ejercicio. Si os fijáis, los hombres también lo hacen. Izsbasa y Zamo sería imposible que fuesen porque la primera es rumana (y allí si que no se estila) y la segunda rusa (grrraaaandes rivales). Izsbasa y Zamo se darían la mano y gracias! (Goglegleglegleglead a Sandra Raluca Izsbasa, por cierto, me juego el cuello a que pone perrrrraca a más de una….)

    La que está sentada al fondo con maillot fucsia es Nastia Liukin, estadounidense y flamante campeona olímpica (hija de dos gimnastas rusos y entrenada aislada por ellos pero yankee de nacimiento a fin de cuentas) y éeeeeeesa es la que nos interesa….. Si miráis bien, podéis ver un bocadillo de esos de pensamiento (no los de flecha sino los de bolitas de nube) que dice: «qué pena ser tan yankee y no mantener algunas costumbres rusas como ésta, ay omáaa, con la de besos que podría agenciarme en el equipo con to lo que ganamos….»

Comments are closed.