Excepto si has estado en una isla desierta durante los últimos años, el nombre de Portia de Rossi te sonará familiar. Actriz en series como Ally McBeal o Arrested Developement, este australiana está casada con Ellen DeGeneres desde 2008. En una entrevista íntima con Amanda de Cadenet ha revelado lo realmente duro que fue para ella el aceptarse como lesbiana.

Yo no quería ser lesbiana. Para empezar, yo nunca había conocido a una, y pensaba que eran extrañas, que odiaban a los hombres, que eran muy serias. Tenía estas ridículas ideas en la cabeza. y no había celebridades o políticos fuera (del armario), o nadie del que pudiera decir  «yo podría salir con ella y quiero ser como ella».

Portia De Rossi 1920x1200, Hay una lesbiana en mi sopa

En la misma conversación hace unas curiosas declaraciones acerca de la relación entre ser lesbiana y tener poder, teniendo en cuenta que Ellen y ella fueron elegidas por Forbes este mismo año como una de las parejas más poderosas del mundo:

Honestamente, creo que nadie que sea abiertamente gay y visible es poderoso.

Hace unos meses, la actriz, en otra entrevista, confesaba que incluso había llegado a tener problemas alimenticios muy graves derivados de su lucha interna, y del miedo que sentía a que su carrera se hundiera, como ya le había pasado a su actual mujer. Más tarde justo ella se convertiría en su gran apoyo:

Para mí, ser honesta con quién yo era, salir del armario, ser lesbiana, empezar a salir con Ellen, fue un gran punto de inflexión, porque me di cuenta sin cambiar mi vida que no había motivo para cambiar la forma en que comía.

Desde aquí nos alegramos infinitamente por la recuperación total de Portia, y por el amor que se profesan ella y su mujer. Casos como estos siempre son ejemplos inspiradores.

Relacionados:

12 Comentarios

  1. Por supuesto que la criatura no quería ser gay. NINGUNA quería ser lesbiana, pero oye, nos ha tocao.
    Lo bonico es que se topase con Ellen que es más buena que un pan y que haya encontrado «la paz» y la estabilidad en su vida (gracias o no a Ellen, a ver, esto es muy personal de cada uno).

  2. Bueno, supongo que hay gente que no es que quiera ser lesbiana, pero que simplemente, no le supone tanto problema.

    Sí, la verdad es que le historia es guay 🙂

  3. Ay yo es que personalmente también lo pasé muy mal y tampoco quería ser lesbiana 🙁
    Pero al final me llegó el carnet a casa y claro, ya no había marcha atrás.

  4. jajaja ánimo, un bollodrama más y tendrás para la tostadora 😉
    ¡Qué pena que no se puedan favoritear comentarios!
    Yo no tengo muchos puntos, a penas me llega para el minihorno.

  5. Puede cambiar de ser lesbiana, lastima que la celan tanto por que es una mujer hermosa y talentosa, merece al quien que la quiera y le de libertad.

  6. pues chica yo siempre he tenido muy claro pese a los miedos (y han sido muchos) que jamás querría ser otra cosa. Ni hombre, ni hetero. Porque no sería yo. Ademas las po***s como que no.. JAAJAJJA

Comments are closed.