InicioOpiniónLa loca de los gatosLa loca de los gatos: El mundo se va a la porra

La loca de los gatos: El mundo se va a la porra

Publicado

paz-quintero-la-loca-de-los-gatosEl periódico no, el mundo-mundo. Echarle un vistazo a las noticias es amargarse el día. Y una acaba sintiéndose impotente ante la frialdad de los que miran el espectáculo desde el burladero.

Se supone que mi primera intervención aquí iba a tener algo de más humor… pero es que no puedo. No me sale. Vivimos días difíciles. Días que ahogan. Días que paralizan. No puedo mantenerme impasible, ajena a todo lo que ocurre a mi alrededor. Es descorazonador comprobar cómo se está liando parda en cada rincón del planeta y los que pueden hacer algo sólo responden cuando hay intereses económicos. El valor de las personas se reduce a cero.

Que alguien me explique por qué se permiten tiroteos que cargan contra manifestantes. Que alguien me explique por qué sigue muriendo gente a bombazo limpio.

Que alguien me explique por qué las ideas quieren siempre aplastar a otras, en vez de coexistir en un enriquecedor diálogo.

Que alguien me explique qué significa vencer matando.

Que alguien me explique qué hay más importante que un ser humano.

Las libertades que hemos podido ir logrando a base de sudor, esfuerzo y compromiso se diluyen poco a poco. En España parece que los derechos fundamentales pueden cambiar cada cuatro años, según lo que votes, cuando los derechos deben prevalecer más allá de la política.  ¿Por qué unos cuantos deciden por todos cómo hay que vivir? ¿Por qué ya no hay respeto? ¿Por qué no se centran en los verdaderos problemas?

Me pone los pelos de punta el hecho de que importantes personalidades políticas hayan permitido, y apoyen, a base de silencio, la grave agresión que ha sufrido un chico en Uganda, que fue quemado vivo por ser gay hace unos días. Nadie da un puñetazo en la mesa para apelar a la cordura. Y lo mejor es que ya no hay que irse tan lejos para sentir esta dejadez humana, ni poner un ejemplo que no nos toca de cerca. Hoy en día, en la mismísima Madrid, también se puede agredir alegremente por la calle a una pareja homosexual que pasee de la mano. Y mañana podremos increpar a una chica que lleve el pelo rapado por ser punk o parezca “camionera”.

Esto es de locos.

Recapacitemos un poco. Hay que denunciarlo. Hay que dar la voz de alarma. No nos quedemos de brazos cruzados. En tiempos de crisis económica se dan otras crisis. Los opuestos se tocan y se confunden, los extremismos de nuevo toman protagonismo. Es nuestro trabajo, el de todos, pedir responsabilidades ante la impunidad. Porque si no, cuando vengan a por nosotras y nos giremos pidiendo ayuda, nos encontraremos solas.

Últimos artículos

Mia 3, la bala vibradora de LELO que podrás llevarte a todas partes

Mia fue uno de los primeros juguetes que probé de LELO. Tuve la suerte...

#Laulia, hijas, poneos las pilas

No sé si nos habíamos visto en alguna igual, pero las bolleritas tenemos no...

Algunos tips para iniciarte en el BDSM con tu pareja

Así que, después de mucho hablar con tu chica, o bien porque las dos...

Libros lésbicos para leer en la piscina

El verano no es que haya llegado, es que se nos está pasando rapidísimo....

Despierta tus sentidos con Kushi de Iroha+

Siempre digo que las primeras veces tienen algo de especial. La curiosidad, la emoción...

Ni SuperPop, ni Bravo: llega BolloPop para ti, joven bollera

Durante muchos, muchos años, las adolescentes se dividían entre las que leían la SuperPop,...

Disfruta del placer en público con Jive 2

En los inicios de mi andadura en la juguetería erótica, We Vibe era la...

La actriz Louisa Jacobson sale del armario y presenta a su novia

Si has seguido la serie La edad dorada, te sonará su cara, y si...

Algunas películas sáficas que se estrenarán en 2024

Películas lésbicas, películas sáficas... llámalas como quieras, pero el caso es que son historias...

Apoyo constante de TENGA a la comunidad LGBTQ

Como parte del apoyo constante de TENGA a la comunidad LGTBIQ+, la marca japonesa...

¿Y si estudio el Grado Medio de Técnico en Farmacia y Parafarmacia?

Se acerca el final de junio y, bien estás terminando 4º ESO o bien...

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...

La croqueta libre: ‘Y ahora que ya no estás’

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección...