Viene acoge este año la gala del Festival de Eurovision, esa cita obligada para cualquiera que le guste la música, el espectaculo, la geografía, la geopolítica, las estadísticas, el horterismo, lo kitsch… Es una cita obligada que debería tener a todos los eurociudadanos (y a los australianos) pegados a la televisión. ¿Se nota que me gusta mucho, o…? El caso es que el Ayuntamiento de Viena, que sabe que mucha parte de los fans son LGBT, nos ha hecho un guiño muy divertido, incluyendo parejitas de chicos y chicas en los semáforos de la capital de Austria. 

Viena Gay Eurovision, Hay una lesbiana en mi sopa

Corazones, abrazos, parejitas de la mano… No sé, es un gesto muy sencillo, pero que nos ha hecho sonreir. Un responsable del Ayuntamiento ha declarado que con este gesto quieren mostrar a Viena como una ciudad abierta, a la vez que mejoran la seguridad vial: Si miras al semáforo, es probable que no cruces en rojo. Estos vieneses, piensan en todo. Como bien recuerda Pinknews, Viena no es la primera ciudad que nos hace un guiño en fechas próximas al Festival. Copenhage celebró bodas LGBT masivas el año pasado.

Vía: Ambiente G. ¡Guapos! 🙂