La reina de las Amazonas no sólo vela por la paz mundial y patea los culos de los malos, también tiene tiempo para casar a parejas de croquetas enamoradas. En el último número de (espero decirlo bien) Sensation Comics Featuring Wonder Woman, Chapter 48, DC envía a Diana a Crimea, acompañada de Superman, para parar la escalada militar rusa en la zona. Y oye, entre batalla y batalla, pues qué mejor que oficiar una boda, y más si es de una amiga que trabajó con ella en los desastres del Katrina, en Haiti, en Tohuku y en Nepal. Una chica solidaria.

womnder woman

Superman queda un poco en shock al ver a Wonder Woman actuar como casamentera, y esta le explica que ella tiene licencia para casar a quien quiera en cualquier Estado y País que se lo permita (gran apreciación), otra cosa es que lo haga poco a menudo.  Cuando Clark Kent le dice que no sabía que fuera pro-matrimonio gay, ella le da la mejor respuesta del mundo:

Clark, en mi país sólo hay mujeres. Para nosotras no es «matrimonio gay». Es matrimonio.

Jason Badower, escritor y artista de este número, ve el acto de oficiar bodas por parte de Wonder Woman como un legado de su madre, la Reina, algo así como un deber real. Marvel ya presentó hace unos años la primera boda entre un superhéroe y su pareja, ambos del mismo sexo, y que fueron casados por otro superhéroe, Bestia. Mientras, DC nos trajo la boda entre Midnighter y Apollo. En resumidas cuentas, que los superheroes también casan, y se casan. Parece que DC por fin ha dejado atrás la polémica que hubo hace un tiempo con Batwoman y los problemas que su orientación sexual generaba dentro de la casa. Menos mal.

Vía: Huff