croqueta librePodéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección de correo que figura en el banner, con el asunto “La croqueta libre”. Los textos se leerán para escoger, pero no se editarán. Es decir, que si tu texto se ajusta a la temática de la web, lo publicaremos, pero sin corregir las posibles faltas. Los textos deben ir firmados con nombre o seudónimo. ¡Ah! ¡Y un título! 

No voy a decirte mi nombre.

No necesitas saber mis cinco letras unidas, una palabra vacía en tus oídos y repleta de sentido en mi boca.

Me siento delante del mar para narrarte que un día por fin, fui valiente.

Yo, que siempre callaba ante tu mirada cuando me brindabas con la mejor de tus sonrisas, te escribo una carta para contarte que, en la pero de mis rutinas, yo que siempre iba y venia sin pararme, aprendí a no huir escondida en tus abrazos imaginarios.

Hace exactamente veinte años y siente meses que nací y ahora que estoy apunto de irme para no volver a verte nunca más, siento que tengo que decirte…

Gracias. Por hacerme creer que el mundo es un poquito más bonito, si al menos tu música llena mis oídos, por escucharme cada día en mis quejas, por aguantar para infortunio del tiempo conmigo. Gracias.

Pero me doy cuenta que no es suficiente, que lo más importante soy yo y que a pesar de que tú amor es suficientemente grande nunca me atreví a escuchar el no de tus labios, con sentirlo ya era suficiente.

Supongo que si el destino quiere volveremos a vernos, aunque tal vez ya no tengas la misma expresión o yo no sea la misma chica impertinente de antes, pero si te vuelvo a ver, se que sabré reconocerte, y por eso hoy no puedo decirte tantas cosas enfrente de nuestro mar preferido. Solo puedo esperar que me perdones por irme si decirte adiós o sin ni siquiera preguntarte:

Dime, si yo fuera un poco menos yo, y tú fueras un poco más tu, ¿te enamorarías conmigo?

-Gadea120