La película chilena Rara, la ópera prima de la directora Pepa San Martín, debutaba el 13 de febrero en esta edición del Festival Internacional de Cine de Berlín. La cinta narra la historia de Sara, una joven de trece años que tiene que hacer frente no solo al complicado paso de la niñez a la adolescencia; también a una nueva situación familiar cuando su madre empieza a salir con otra mujer, Lia, tras su divorcio. La historia basada en hechos reales de San Martín ha sido un éxito: Rara hizo lleno en una de las salas más grandes de la Berlinale, congregando a unas 700 personas. Y ha recibido el reconocimiento del jurado internacional, que le ha otorgado su galardón a la mejor película en la categoría Generation Kplus.

Rara De Pepa San Mart%C3%ADn, Hay una lesbiana en mi sopa

La Generation Kplus es una de las dos categorías de la Berlinale que premia cintas sobre la niñez y la adolescencia. La crudeza de la historia que dirige San Martín –cuando una madre ve peligrar la custodia de sus hijos por el simple hecho de mantener una relación con otra mujer–, narrada desde el complejo y conmovedor punto de vista de una adolescente, le ha valido a la cinta chilena para hacerse con el premio del jurado internacional. Un galardón que se completa con 7.500 euros de la Deutsches Kinderhilfeswerk, la Fundación de los niños alemanes. Los tres miembros del jurado quedaron cautivados de principio a fin:

La actuación, el guion y sobre todo ello la dirección, nos mantuvieron totalmente absortos en esta preciosa historia sobre lealtad, desesperación, esperanza y por último, sobre el amor en todas sus formas.

¡Enhorabuena a todo el equipo de la película!

Vía: Berlinale