InicioOpiniónEl destape lésbicoMachismos, lesbianas y sextapes

Machismos, lesbianas y sextapes

Publicado

amirun-el-destape-lesbicoHace unas semanas saltó la “noticia” de una sextape. En este caso se trataban de dos jugadores del Eibar (el portero Sergi Enrich y el lateral Antonio Manuel Luna) haciendo un trío con una chica.

Se grababan mientras follaban. La chica no quería que la grabaran y así lo dejó claro, pero los tíos pasaron de ella y el móvil continuó captando imágenes. Los hombres que celebraban la libertad de la chica por querer hacer un trío, ignoraban esa misma libertad cuando ella no quería que la grabaran.

La lectura machista es clara. Todas putas, pero no te hagas la estrecha. Y la cosa, lamentablemente, quedará en nada.

A mí, cada vez que sale una sextape a la palestra me viene siempre la misma pregunta: ¿A qué viene esa manía de grabaros follando? A mí jamás se me ocurriría. Y menos todavía en este momento actual que vivimos en que la línea entre lo íntimo y lo público es más fina que el papel de fumar.

Esto NO es una sextape

 

Pensaba que podía ser que yo fuera una aburrida, pero empecé a enumerar las veces que se ha filtrado una sextape de una pareja de lesbianas y… cero. No me salía ninguna.

Como no creo en las casualidades, desarrollé varias hipótesis de por qué se daba esto (o no se daba, mejor dicho):

 

  1. Porque no hay lesbianas cuya fama llamen la atención de los medios que se dedican a rastrear este tipo de “noticias”. Hipótesis peregrina donde las haya y… falsa. Ellen Page, Cara Delevigne o Kirsten Stewart son lesbianas, jóvenes y guapas. Carne de cañón para la prensa sensacionalista.
  2. Porque las lesbianas que hacen sextapes tienen altos conocimientos en seguridad informática y es imposible piratearles el móvil. Puede ser que haya alguna lesbiana famosa con conocimientos de ciberseguridad (¡me encantaría conocerla!), pero no lo creo. A nada que subas algo a la nube (recordad, chicas, la nube no existe, tus datos están en el servidor de alguien), ya has perdido el control.
  3. Porque las lesbianas no se hacen sextapes. Puede ser, pero estoy segura de que algunas parejas sí lo hacen.
  4. Porque las lesbianas se hacen vídeos manteniendo relaciones sexuales pero no los comparten. Hemos tocado hueso.

 

Cuenta la leyenda que, nada más acabar de hacer el amor con Ava Gardner, el torero Luis Miguel “Dominguín” se apresuró a vestirse. Cuando Ava le preguntó qué hacía, él le respondió que iba a contarles a sus amigos que se había acostado con ella.

Para hombres como Dominguín, o los jugadores del Eibar, lo importante no es hacer el amor con una mujer, sino fardar de ello después. Y para eso, necesitan pruebas.

Puede que para los amigos del torero su palabra fuera suficiente, pero Enrich y Luna necesitaban aportar pruebas. El vídeo sexual es, en palabras del periodista Manuel Jabois, la ofrenda a la tribu (enlace: http://deportes.elpais.com/deportes/2016/10/06/actualidad/1475762878_987428.html)

Las mujeres están cosificadas, también, como elemento para la reafirmación masculina.

Las lesbianas, como mujeres, no necesitan esa reafirmación masculina y, por lo tanto, no necesitan compartir sus sextapes con otras mujeres.

Es cierto que las mujeres, con el paso de los años, hemos adquirido y asumido como conquistas ciertos roles masculinos (llevar pantalones, acostarnos con quien nos da la gana, incorporarnos al mercado laboral y ser económicamente independientes), pero por favor, no asumamos esta mierda.

Últimos artículos

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

‘Backspot’: Animadoras, croquetas y Evan Rachel Wood

Todas las generaciones tienen unas animadoras de referencia. Pueden ser las protagonistas de A...

Desde Japón con amor

Kiko Mizuhara @i_am_kiko es una modelo, actriz y diseñadora nacida en Estados Unidos y...

‘Nebesta’, tus sáficas con espadas favoritas por fin en un tomo único

No voy a decirte que leas Nebesta porque esté hecha por una amiga y...

Siri 3, el estimulador para amantes de la música

Siempre me han interesado las emociones y, también, entender por qué nos comportamos del...

¿Qué está pasando con Jojo Siwa?

Estos días no dejan de salirme en Twitter y TikTok cortes bien protagonizados por...

Dulceida y Alba esperan su primer bebé

Damos la bienvenida al Dulcebebé

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...

La croqueta libre: ‘Y ahora que ya no estás’

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección...