Alexa y Noemi son dos chcias de 17 y 19 años de Estados Unidos, el paraíso del capitalismo, esa tierra donde se pueden comprar absolutamente de todo, y customizar hasta el más mínimo detalle de tus cosas, incluyendo, como no puede ser menos, las tarjetas de crédito. Las dos utilizaron sendas fotos en las que salían besándose para darle un toque diferente a sus Visas, y también para «pensar la una en la tora cuando gastamos dinero». Lo subieron a Twitter, y hasta aquí es una historia muy cuqui de dos adolescentes que tienen un detalle guay.

Pero la cosa no acaba aquí. Una cuenta de Twitter que se dedica a hacer pasar fotos ajenas como propias la robó, y la acompañó de una frase que nada tenía que ver con el propósito original.

Mi novio y yo nos hicimos tarjetas customizadas

¿Novio? ¿Pero cómo que novio? Después de chopocientos RT, la imagen llegó a la pareja, que contestó como se debía.

Eh, esta es mi novia y somos LESBIANAS.

Alexa, en unas declaraciones para Buzzfeed news, se ha dirigido a la cutrecuenta que les robó la foto.

Es muy triste que la gente no considere que HAY parejas gay, y que obviamente esta era de dos chicas. Le preguntaría al dueño de la cuenta porqué pensó que cambiar a novio era tan importante, y que qué pensaba que podría sacar de eso.

Esto de pensar que tu novia no es tu novia, o es tu amiga no es la primera vez que pasa. De hecho, hay ejemplos mucho más bestias, como le pasó a Samira Wiley y Lauren Moelli.