Defobosydeimos1, Hay una lesbiana en mi sopa

A pesar de llevar ya 18 añitos en esto del siglo XXI, una cosa a la que todavía tiene que enfrentarse una persona no heterosexual en su vida diaria es la LGBTfobia. Algunos más, otros menos, pero todos, todos hemos pasado por alguna situación que encajaría en el concepto.

Cuando pensamos en la lucha contra la homofobia, la bifobia o la transfobia, pensamos en medidas en el ámbito social, escolar, laboral, etc, ¿y por qué no también en el mundo de los videojuegos? Al fin y al cabo estamos hablando de la industria de entretenimiento que más millones genera y cuyo número de adeptos no deja de crecer mes a mes. Justo esto es lo que busca De fobos y deimos, llevar la lucha contra la LGBTfobia al mundo virtual y utilizar un medio de expresión que parece ser el que mejor se acomoda a los tiempos en los que vivimos para concienciar y educar en respeto a la diversidad.

La Llamada, Hay una lesbiana en mi sopa

Nuestro protagonista se llama Jokin, un adolescente que comienza a estudiar en la Academia de defensores. La institución lleva a cabo la formación de quienes será los protectores del mundo frente a las injusticias, y a él le tocará lidiar, desde el primerísimo día, con la LGBTfobia y sus ansias de destruir la diversidad. Para ello no estará solo, sino que cuenta con sus compañeros y otros personajes jugables como Misaki o Jana.

De fobos y deimos es el proyecto de Alex Rodríguez, y se juega como el clásico RPG. Una historia de fantasía con diferentes finales que obligará a los jugadores, colocándolos en el medio de situaciones de odio y discriminación a aprender a empatizar y respetar a las personas LGBT. Para ello habrá que resolver puzzles, sacarle el máximo provecho a las distintas habilidades de los personajes, y derrotar enemigos mediante un sistema de combate por turnos.

Caracteristica04, Hay una lesbiana en mi sopa

Si queréis echarle un vistazo, podéis descargaros la demo desde su página web.