Paris Jackson, hija del Rey del pop, ha estrenado la nueva herramienta de Instagram mediante la cual se pueden hacer preguntas con un tema que, al parecer, les quemaba por dentro a sus fans: su orientación sexual. A la pregunta de si le gustaban hombres y mujeres, ella respondió «Así es como lo llamáis, así que supongo, pero quién necesita las etiquetas». Esta frase ha dado pie, como no podía ser de otra manera, a que muchos medios se hicieran eco de ello como una «salida del armario» de Jackson, y la actriz se ha dedicado a aclarar varias cosas en su cuenta de Twitter.

Salí del armario cuando tenía 14 años… Me he referido al colectivo como mío desde los escenarios. He hablado de alguno de mis crushes cuando tenía 8 años en un artículo en Rolling Stone. Hay fotos mías en internet besando a chicas. ¿Por qué la gente sigue hablando de esto como si fuera noticia?

E incluso corrige los artículos que salen corrigiendo a los primeros. Diva y superestrella.

Me estás etiquetando

Vas seis años tarde

Supongo que en esto tienen un poco que ver los pies de plomo con los que, tradicionalmente, la prensa informa sobre los romances entre personas del mismo género. A lo mejor si Paris va besando por ahí a otras chicas habría que ir dejando de decir que tiene «amigas especiales» y asumir que le gustan las mujeres. No sé, que a lo mejor es una idea loca pensar que hay mujeres a las que les gustan otras mujeres y que, si se van besando por ahí, es por atracción y no por ningún otro motivo oculto.

Vía: Insider