the l word curiosidades¿Has quemado tus DVD de The l word de tanto verlos? ¿Cada vez que la ves descubres nuevos giros inesperados? ¿Has desarrollado una teoría elaboradísima de quién mató a Jenny? ¿Te viene fenomenal que vayan a sacar una nueva temporada porque tu estabilidad mental empieza a parecerse mucho a la suya? Pasa y siéntate, que somos muchas y aquí se está calentita.

«PUES YO CREO QUE JENNY NUNCA EXISTIÓ»

El caso es al conocerse que tendremos más droga, las compañeras de Autostraddle, la web para mujeres LGBT más leída, han hecho una investigación que merece todos nuestros respetos, y han sacado a la luz nada más y nada menos que 68 datos curiosos de The L word. Nosotras no vamos a reproducir todos, porque está feo copiar literalmente a las webs (sobre todo si no las citas. ¡Un besito para ya sabe ella quién!), pero sí vamos a contarte las diez que nos han parecido más curiosas.

  1. Pam Grier no iba a ser Kit

La actriz, que por cierto fue la primera mujer negra en aparecer en la portada de la revista feminista MS. Magazine, fundada por Dorothy Pitman Hughes​ y Gloria Steinem, quien también aparecería en The L word, terminó siendo la hermana de Bette Porter porque la química que había con Jennifer Beals era muy buena. Pero, en realidad, el papel que tenían pensado para ella era el de La capitana, una artista y documentalista que llevaba el gráfico conocido como «The chart» tatuado en la espalda. Cómo te quedas.

2. Y Tim iba a tener otro rostro

¡Cuidado, Jenny, que ese no es tu novio!

Ahora nos es imposible asociar a Tim, el novio de Jenny, con otro que no sea Eric Mabius, a quien habíamos visto antes en The OC castigando a Marissa, pero estuvo a punto de ser Scott Bairstow quien le diera vida. A los productores les parecía que Scott no daba el pego como entrenador de natación.

3. Las «diferencias creativas» de Karina Lombard

Aunque la más famosa del reparto era, con diferencia, Jennifer Beals, Karina Lombard había hecho sus pinitos en Hollywood, aunque en papeles menores. Ella fue la chica con la que Tom Cruise engañaba a su novia en La tapadera, y también la pudimos ver en otro clásicos del cine de los noventa, Leyendas de Pasión. Tras la primera temporada de The L word, se dejó de contar con ella, según el estudio porque había «serias diferencias creativas», según ella porque «el elenco y la creadora no llevaban bien su popularidad», y según la creadora «porque Karina quería cosas de su personaje y su historia completamente diferentes a las nuestras». Cada uno tiene una versión. 

4. ¿Había protagonistas que fueran lesbianas y bisexuales?

Al principio, a mucha gente le pareció curioso que la única actriz del reparto principal que se había identificado en público como lesbiana, Leisha Hailey, fuera bisexual en la serie. Pero durante los años que estuvo en el aire, algunas más hablaron de su orientación sexual. Así, Laurel Holloman, Tina, contó en una entrevista que supo que era bisexual con 16 años, tras protagonizar el clásico del cine lésbico The Incredibly True Adventures of Two Girls In Love, pero que en ese momento de su vida no tenía claro si se identificaba todavía así. Por otra parte, Karina Lombard dijo que era bisexual, pero que después de tantas escenas de sexo con otras mujeres «Hacerlo con las mujeres en la serie se volvió tan repetitivo que no puedo hacerlo más. En mi cerebro ahora lo asocio con trabajo y no puedo hacerlo». 

5. ¿Y qué me dices de Kate Moenning?

Pues que ella prefiere no hablar de su vida privada, pero que a Jennifer Beals se le escapó en una entrevista que es lesbiana. En una entrevista para The Advocate le preguntaron si todavía había gente que creía que para interpretar a un personaje lésbico tenías que ser lesbiana, y contestó:

No, pero a menudo voy a Leisha o Kate o Ilene o Rose Troche y les pregunto:» Está bien, ¿es esto lo correcto? ¿No lo es? ¿Voy a parecer una idiota si hago esto?

6. Jennifer Beals y la desnudez

Muy probablemente no te hayas dado cuenta, pero jamás, en toda la serie, verás a Bette sin ropa, ni siquiera en las escenas de sexo. Eso es debido a que Jennifer Beals firmó una clausula específica en su contrato.

7. Embarazos

¿Te has dado cuenta de que Jennifer Beals rodó la tercera temporada embarazada? El equipo de vestuario hizo un estupendo trabajo disimulando su barriga. Aunque no hay nada como los planos cortos y los muebles haciendo de escudo. Por su parte Lauren Holloman les propuso incluir su embarazo en la vida real en la serie, y esa es la razón por la que, tras el aborto que sufre Tina en la primera temporada, de repente hay una Angelica en camino.

8. El spinoff que nunca llegó

Tras el final de la serie se pensó en realizar un spinoff basado en Alice, y en su vida tras pasar por la cárcel, supuestamente por haber matado a Jenny. Es posible encontrar en a web de Autostraddle un texto con la descripción de los personajes. Como supondréis, la idea no llegó a buen puerto.

9. El accidentado primer beso de Carmen y Shane

Para rodar la primera escena en la que Carmen (Sarah Shahi) y Shane se enrollan, se necesitaron veinte tomas. ¿La razón? Porque Kate Moenning se había quemado el labio con una cafetera (?) la noche anterior. ¿Cómo es posible quemarte el labio así? ¿Bebió directamente de ella?

10.El hermano menos famoso de la hermana más famosa

No sé a vosotras, pero el personaje de Mark, compañero de casa de Shane y Jenny durante la segunda temporada, me parece detestable (y que necesita un champú nuevo, eso también). La que me parece justo lo contrario es su hermana en la vida real: Blake Lively.