10 razones para shipear Carol x María

Capitana Marvel se estrenó el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. La estrategia de marketing era clara: es una película feminista, es el primer personaje femenino en protagonizar su propia película, empoderante, no necesita que la salven, es de las más poderosas de todo el universo Marvel y diferente porque, según nos decían, la película trata sobre la historia de Carol y no tiene ningún interés romántico.

No hace falta decir que, si has visto la peli, sí que había un interés romántico muy claro, pero no lo quisieron ver.

Así que, aquí van sólo diez razones por las que sabemos que María es la pareja de Carol.

Carol Maria Higher Faster, Hay una lesbiana en mi sopa

1. La más obvia y que debería haber hecho saltar las alarmas de cualquiera es: vivían en la misma casa y criaban a una niña juntas.

Uno de los primeros recuerdos que recupera Carol es el de ella en el porche con Mónica muy pequeña, enseñándole las constelaciones. Justo después aparece María diciendo que la cena ya está lista y, entonces, coge a Mónica en brazos y la lleva como si fuese un avión. Escena que nunca hemos visto en millones de películas antes cuando nos quieren enseñar “momentos familiares bonitos”. Pero no, aquí son “ mejores amigas”.

2. Otra de las razones por las que podemos pensar que Carol vivía en esa casa es por lo bien que se acuerda Mónica de ella. Si hacemos la cuenta a la fecha antes del accidente, Mónica no podía tener más de cuatro años. ¿De verdad me están diciendo que con esa edad se iba a acordar tanto de Carol si no hubiese sido porque vivía con ellas y, prácticamente, era su otra madre?

Russian Doll, Hay una lesbiana en mi sopa

3. La escena del karaoke. Sí, te puede encantar cantar y darlo todo con el temazo del momento pero, Marvel ¿de verdad me estás queriendo convencer de que Carol y María subiéndose al escenario para cantar, prácticamente gritando y sin dejar de mirarse, una canción cuyo título es “Kiss me deadly” es algo que hacen las mejores amigas?

Santana, Hay una lesbiana en mi sopa

4. Ese momento de Carol mirando las fotos de su vida pasada. Aparte de las pocas fotos en las que sale ella de pequeña, todas las demás son con Mónica o María, incluso tiene dos entradas del concierto de Guns N’ Roses. No había nadie más en su vida, sólo ellas. Y la forma en la que María no deja de mirarla en ningún momento de esa escena no puede ser más evidente.

5. “No te llevabas bien con tus padres así que nosotras nos convertimos en tu familia.” Lo único que se nos cuenta de su padre es que se llevaban mal y que se enfadaba con ella por hacer las mismas cosas que su hermano y no cosas de niñas. Para nada esto corresponde al típico padre homófobo que no acepta a su hija bisexual/lesbiana.

6. Por muy mal que te lleves con tu familia, si mueres en un accidente la ley dice que tus pertenencias van a ellos o a cualquier otro pariente; no a tu mejor amiga. La chapa identificativa quemada y el resto de cosas del ejército no las debería tener María por muy amigas que fueran. O no debería a menos que fuese una forma de chantajearla para mantener el accidente en silencio.

7. La chaqueta de Carol. En cierto momento, Mónica le dice a Carol que le traerá su chaqueta de cuero, la misma que su madre ya no le deja ponerse desde que un día la manchó de kétchup. Mónica lleva una camiseta de las fuerzas aéreas durante gran parte de sus escenas, presumiblemente de Carol, y seguramente la habrá manchado alguna vez. Han guardado todas sus cosas, hay fotos de ella por la casa. Pero, curiosamente, es esa chaqueta, su preferida, la que María no puede permitir que se manche. ¿Gran valor sentimental? ¿Demasiados recuerdos asociados a esa chaqueta en particular?

8. Cuando Carol dice que tiene que ir al espacio y le pide a María que vaya con ella, María acepta. Sí, vale, tienen que convencerla, pero ella misma lo dice: está pidiendo que la acompañe al espacio en un avión no diseñado para eso, a buscar un laboratorio perdido que ni saben lo que hay y donde prevén enfrentamientos con una raza alienígena tecnológicamente superior. Y sólo porque Mónica le hace un par de comentarios y Carol le pone cara de cachorrito acepta ir.

Carol Maria En El Espacio 1, Hay una lesbiana en mi sopa
Carol Maria En El Espacio 2, Hay una lesbiana en mi sopa

9. Todas las veces que María se queda, literalmente, embobada mirando a Carol cada vez que usa sus poderes con sus “manos de fuego.” No pienso explicar esto.

Cyi61LeT.jpg Small, Hay una lesbiana en mi sopa
Trabajadores de Disney implicados en Capitana Marvel cuando les preguntan por el Danbeau

10. La despedida. ESA DESPEDIDA. Lo siento pero de verdad que no puedo concebir cómo alguien puede ver ese momento y no ver que son una pareja. Literalmente están mirándose unos segundos y es Carol la que dice: “para mi también es difícil decir adiós.” Y no voy a extenderme más en analizar esa frase pero, sin hablar, ha sabido lo que María pensaba. Ese momento pedía un beso, no lo digo yo, lo dicen más de cien años de cine.

Y por esto y por las declaraciones de la propia Brie Larson diciendo que María es el amor de la peli sabemos que no eran amigas. No tengo dudas y sí muchas pruebas.

Carol Maria Despedida, Hay una lesbiana en mi sopa

Tania es fan de DC, Canario Negro y tiene un rincón especial en su corazón para la Capitana Marvel, Brie Larson y el Carol x María. Podéis encontrarla, y fangirlear con ella, en su Twitter: @taniadh.