Criaturas Celestiales Kate Winslet, Hay una lesbiana en mi sopa

La noticia de la semana es el lanzamiento del trailer de Ammonite, la película lésbica de Kate Winslet y Saoirse Ronan, ganadora y nominada al Oscar, respectivamente. De un tiempo a esta parte, las grandes actrices cada vez se suman más al carro del croqueteo, es decir, a interpretar a mujeres no heterosexuales en la gran pantalla, algo que hasta hace no mucho suponía, según los consejos de los representantes más RANCIOS, prácticamente el tirar tu carrera por la borda. Pero, pese a todo, hay mujeres con carácter como Kate Winslet a las que este asunto les ha dado igual, y han tenido papeles lésbicos a lo largo de su carrera.

En 1994, un director recién llegado a la profesión, Peter Jackson, llevó al cine el conocido asesinato de Parker-Hulme en 1954 en Christchurch, Nueva Zelanda. Melanie Lynskey y Kate Winslet interpretaron a Pauline Parker y Juliet Hulme, respectivamente, dos adolescentes que asesinaron a la madre de Pauline, quien, junto con los padres de Juliet, ha estado tratando de separar a la pareja.

Criaturas celestiales es mucho más que una película lésbica. Es un cuento, una historia de amistad mezclada con amor mezclada con impulsos, a los que se le suma un final infeliz para todo el mundo. Pero es, con total seguridad, una película delicada y llena de fantasía que ha perdurado en el imaginario colectivo.

Y una película menos memorable, por no decir nada en absoluto, es Holy Smoke!. Rodada en 1999, Winslet interpreta a Ruth, una joven australiana que tras un viaje de autoconocimiento por la India cae en las garras de un gurú. Es entonces cuando su familia contrata a un especialista en materia de desprogramación, y entre los dos surgen unas relaciones de poder extrañas. En cierto momento de la película, Ruth decide, dentro de dichas mecánicas, que es buena idea enrollarse con una chica en un bar, solamente por enfadarle. La eplícula no vale demasiado, pero bueno, si tienes curiosidad, aquí va la escena en cuestión.