Si dijera que para mí salir del armario fue traumático estaría mintiendo.

Es cierto que yo en ese momento lo viví como algo difícil, quizás porque como buena lesbiana, me encanta el dramatismo, así que siempre elijo los peores momentos para salir del armario: en mitad de una crisis emocional y el día antes de un examen importante son ejemplos que se me ocurren. Conociéndome lo raro es que no haya salido del armario en una cena de Navidad o en una boda (para hacerlo aún más dramático podría ser la mía y que todo el mundo llegara y fuera: ¡sorpresa! ¡el novio es novia!).

Me he acordado de esto y ahora tenía que ponerlo.

El caso es que aunque no particularmente dramático para mí fue un mundo. Imaginaos ser la única lesbiana fuera del armario en una ciudad pequeña cuando además has estudiado en un colegio religioso y tus amigos son de los de actividades en la parroquia.
(Me doy cuenta de que lo he pintado terriblemente mal y, aunque preciso en su descripción la verdad es que no fue para nada tan malo como pueda sonar).

Durante un tiempo yo era la atracción, la rarita del lugar, la amiga lesbiana que todo grupo diverso y cool que se precie debe tener, tanto en el de la universidad como en el del colegio.

Yo veía indicios, claro está. Uno de mis amigos del colegio siempre había tenido pluma, con otra de mis amigas de la universidad me saltaban todas las alarmas, había una chica en mi grupo de prácticas que TENÍA que ser lesbiana. Pero como ya he comentado en otras ocasiones, yo siempre creo que veo lesbianas everywhere, así que dudaba de mí misma.

Me encanta esta imagen y aprovecho cualquier ocasión para ponerla, ¿vale?

Pero el tiempo pasaba y nuestra pobre protagonista seguía sola ante el peligro. Nadie salía del armario y ella se desesperaba porque ESTADÍSTICAMENTE ES IMPOSIBLE. (Yo soy mucho de recurrir a la estadística para todo).
Y de repente llegó. Llegó la primavera y nuestras pequeñas lesbianas empezaron a florecer y a crecer como setas y donde antes no había ninguna de repente hay un pequeño gran bosque Y ¿DE DÓNDE HAN SALIDO TODAS?

Tras la (no) sorpresa de que mi amigo gay saliera del armario parecía que ya tuviéramos el cupo cubierto en ese ámbito en mi grupo de amigos del colegio (como los anuncios de Benetton).
Y entonces una amiga del colegio se fue a estudiar un Erasmus y no supimos nada de ella en meses y cuando volvió nos reunió porque tenía algo que contarnos: yo me esperaba un embarazo, porque además de recurrir mucho a la estadística también soy siempre de ponerme en lo peor. Pero no era eso. ERA ALGO MUCHO PEOR.
Ella empezó con un “he conocido a alguien”, que a mí, la verdad que no me sorprendió lo más mínimo. “¿Un italiano?” “¿Cómo se llama?” “¿Es guapo?” “¿Desde cuándo?”. Como veis mis amigas no se cortan cuando llega el momento de interrogar.
«Se llama Laura.»
Silencio sepulcral en la sala. Nadie se mueve. Ni una mosca.
“Pero… ¿Laura como Andrea? ¿De esto que parece nombre de chica pero en realidad en Italia es nombre de chico?”
Juro por lo que queráis que eso fue una frase real. No es para adornarlo. Se dijo literalmente.
“No… Laura como Laura de Barcelona”.
Más silencio.
“¡Pero si eres una guarra! ¡Te encantan las pollas!” (Un momento, ¿es políticamente correcto decir pollas en este blog? Voy a asumir que sí).
«¿Tú lo sabías?» Esta iba para mí porque aparentemente el ser lesbiana te da poderes mágicos y hace que puedas saber que una persona a la que no ves desde hace meses está liada con una tía sólo porque tú también te lías con tías.
“¡Pero que yo ya tengo una amiga lesbiana!” (La amiga lesbiana soy yo, por si no os habéis dado cuenta).

Y así, tal cual os lo cuento (tras mucho drama y la necesidad de fotos para verificar la historia), nuestra pizpireta protagonista (o sea yo) pasó de ser la única lesbiana de su grupo de amigos a ser una más del montón y de repente ser mayoría el colectivo LGBT.

Uno pensaría que esto no es más que una anécdota curiosa. Algo que sucedió una vez y ya pasó. PERO NO.
¿Os acordáis de la amiga de la alarma? Lesbiana. ¿Y su compañera de piso? Bi. ¿Y la de las prácticas? Bollera también. ¿Y la amiga de la que nunca me lo había imaginado? Ah, esa bisexual también. ¿Y la de un curso menos que te parecía atractiva? Esa también lesbiana, y de su grupo de amigas otras cuantas.
Y ASÍ TODO EL RATO.

Es decir, que he pasado de ser la única lesbiana de la ciudad a que de repente en mi grupo de amigos haya más gente que entiende que que no y a vivir en un piso en el que somos tan bolleras que nos obligamos a salir en solidaridad a la única heterosexual del piso.
¿Cómo ha pasado esto? ¿Cuándo empezaron a estar por todas partes? ¿Es una plaga? ¿Una epidemia? ¿Es contagioso?

¿O SOY YO?

48 Comentarios

  1. Quiero que traigas esa epidemia a mi universidad YA. Venga, rápido. (*Feeling too alone* T_T y, por supuesto, *babeando por una hetero* T_T)

  2. Hahahah a mí lo que me pasó en segundo trimestre de la Uni es que teníamos que hacer equipo para investigación desde los primeros días de clase, y pues nadie se conocía entre sí, total que terminé en un equipo de 5 (contándome), donde sólo me había dado cuenta de que uno de los chicos era gay… después resulta que el otro también…. y el otro…. y hace algunos meses la otra chica resultó ser bi.
    ¡MI EQUIPO ERA EL EQUIPO SÚPER SÚPER GAY! Nuestros átomos arcoiris hicieron un llamado entre sí. Seguro algo así pasa en tu piso xD.

  3. “…Pero… ¿Laura como Andrea?…» con eso no paré de reir!
    Lamentablemente soy la única de mi circulo, todas son aburridamente heteros, me vendría bien alguna compañera de locuras jejeje

    pd: siempre es un placer leerte xD

  4. He padecido la misma epidemia… pero en mi caso fue más una moda, eso de lo prueba una, se lo cuenta a la otra y esta, pa’ no ser menos, se apunta al carro… así hasta que todas habían caído… pero ya se les ha pasado y han vuelto a los penes…

  5. Jajajajaja y de repente todos mundo es ¡y sí es! XD

    «empezaron a florecer y a crecer como setas» esto me hizo reír tanto y con lo demás ya no pude parar XDD

    en mi caso solo conocí a otra chica de mi grupo de amistades y fue por mero accidente.

  6. jajajaja Te completo el drama dicientote que yo salí del armario con toda mi familia en medio de la cena de Nochebuena?? La culpa la tuvo Raphael y la bronca que provocó jajaja.

  7. Pues en mi flia la única que sabe que soy Bi es mi hermana y aunque contarle no ha sido para nada un drama, el hacer que mantenga la boca cerrada si que lo ha sido (y eso, que vivimos en una punta del mundo cada una). Venga, que se lo pasa llamandome al lado de mi madre para hacerme bromas o comentarios referentes y yo que le amenazo con dejarla a la deriva cuando venga a vivir al país en el que vivo.

    Pero… volviendo al tema del post, que en mi grupo ha sido al revés, yo era el bicho raro entre mis amig@s gays y lesbianas hasta que un día he hecho como tu amiga, les he sentao y les he dicho «estoy saliendo con una tia» y se ha desatado el caos de comentarios, bromas, drama, etc…

    Nada, que ya se hizo muy largo esto.
    Es un placer leerte. Me encanta como escribes!!

  8. También me ha pasado. Pensar ser la única triste alma que pasa por eso y de repente todo el mundo florece y eso (aunque a mi me pasa más con los chicos gays). Recuerdo que en mi grupo de amigos de la universidad yo fui la primera en salir del armario. Recibí mucho cariño y apoyo por parte de todo mi grupo de amigos y pasé a ser la chica diferente del grupo, cuando de repente: pepito entiende, juanito también, perensejo igual. Mi mejor amiga (hetero) me dijo: ¡Por Dios! ¡Están por todos lados! y yo dije: ¡Sí, no invaden! Porque a pesar de todo seguía siendo la lesbiamiga de mis maricafriends. Solo conocía a otra amiga del colegio que también entendía, pero éramos como hermanas.

    Todo cambió cuando fue «reclutada» para ser la vocalista de una banda de chicas. Resultaba que todas o eran bis o lesbianas, ninguna hetero. Como dato curioso una de ellas me dijo: «Eres la primera hetero qué dejamos entrar en la banda porque de verdad necesitamos una vocalista» Mi cara de «¡Ay! ¡Par favar!» debe haberlo dicho todo después de eso.

  9. Me partí la caja con lo de: “No… Laura como Laura de Barcelona”.

    Pues en mi entorno parecen una especie en peligro de extinción en cuanto a chicas se refiere (o es que las bi no lo muestran porque por estadísticas debería haber más). Chicos gays hay un montón.

  10. Juro que la conversación es totalmente verídica. Me tomo muchas licencias literarias, pero en este caso está reproducida literalmente.

  11. Madre mía, y yo que pensé que era dramática… Aunque salir del armario con Raphael cantando de fondo tiene que molar.

  12. Es un error contarle algo a los hermanos que quieres que sea un secreto… ¡Al menos no te chantajea! ¡El mío lo hacía todo el tiempo!

  13. Creí que esto solo pasaba en mi país, pero veo que no es así. Lo que dices es cierto ¡Ahora hay gays por todos lados! Un amigo y yo decimos que ser gay actualmente ya no es elitesco, pasamos a ser del montón.

  14. hace 15 años yo era la única lesbiana y la verdad que todo era un misterio para mi, todo era una aventura, buscar difícilmente una mujer para liarme, obviamente era difícil para mi estar sola en ese ámbito pero no estaba tan mal… y ahora que todas mis amigas TODAS son lesbianas, me aburro… me quiero ir de ahí, todas con todas. en la esquina veo a una les, en el supermercado veo dos o tres, en el ascensor veo una… No se, ya estoy aburrida.

  15. Si se te sobran, me las subes a un avion y me las mandas para aca! Estamos esperando la primavera desesperadamente, no se donde estan? Se esconden de mi!? No es que Bs. As era super gay friendly!??
    La unica que conoci, como para ser amigas….adivinen, si, terminamos enrolladisimas.. Despues nos peleamos, y la amistad al diablo!
    Espero ansiosa esa epidemia 🙂

  16. Me haz matado la ilusión! Yo también pensaba que la capital era gay friendly y ahora venís con que no, no es justo jum. Juro que por aca, o el calor de los veranos a amontonado a los heteros como a las moscas o la comunidad LGBT se esconde en las alcantarillas (amontonados también deben estar).
    Dejando aparte el globo pinchado (sniff) me he reído lindo con la entrada, de hecho ya me he leido dos o tres veces todas las notas de esta sección (no es que lo diga esperando nota nueva pronto ejem… *mi clon ha tomado el computador, disculparla*). Me apuntare el truco de salir del armario en medio de la boda, podría funcionar. En el pueblo de mi familia los gays son bastante aceptados, pero de los bisexuales lo más bonito que he escuchado es que no existimos XD Soy un fantasma y ni cuenta!

  17. Yo soy Bi, (pero me llaman mejor las niñas), y sigo siendo un bicho raro, entre las mariposas de mis amigas.
    Ni siquiera las heteroconfusas se atreven a salir, aunque yo se que quieren salir… Deben salir no debo estar sola en este mundo.

  18. Deberían venir a Argentina las que piden más amigas!!! Hay tortas por todos lados 🙂
    (Sí, tortas everywhere)

  19. Ahora que dices Andrea, y el vuelco que le dio el corazón a mi chica , la ilusión repentina y a la vez el pensar que fuerte, Mónaco es insuperable! , cuando leyó por el rabillo del ojo en la portada del Hola: » exclusiva , la boda de Tatiana y Andrea Casiraghi » Jajajaja
    Y su chof! A los 2 minutos en k se acordó que la hija de Carolina es carlota y Andrea , su hermanO
    Me moría de ternura y de risa cuando me explicó la ilusión de este lapsus
    PS: estoy poniéndome al día con este blog que acabo de descubrir y que me encantaaaaa

  20. Es que hay nombres que dan lugar a confusión… (y lo peor de esta anécdota es que es totalmente real.)

    Y gracias. Espero que hayas conseguido ponerte ya al día, porque aunque mi sección es cortita, el blog es ENORME (como puedes ver somos varias las que escribimos en él y yo soy sin ningún tipo de duda la más vaga xD)

  21. yo la verdad hace poco sali del armario con mi familia, y con algunas de mis amistades, pero donde estudio hay 2 parejas de lesb, otras bi, y otras leb solas como yo 😛 pero hay muchas segun yo y eso que donde estudio no somos mas de 400 personas, abra como unas 10 lesbianas, y unas 30 bi, ajaja, y gay me parece que unos 2 o 3…el problema es que mis amigas se pasan hablando de que quieren estar con estas supuestas lesbianas y yo me digo, – tambien son bi? o quieren probar??…pero que son pesadas siempre hablando de lo mismo y yo claro calladita jjaja

  22. Ri es muy buena tu sección!!!! Me la leí toda porque me encanta cómo escribís, aunque me gustaría que hubiera más post tuyos!!!
    Yo soy de Buenos Aires también, sé ve que estamos invadiendo el blog!! Recientemente salí del closet con algunas amigas, y estoy tratando de conocer gente, y para mi sorpresa está bastante lleno….
    Otra cosa, me si cuenta que no sé nada de la jerga del mundo bolleril pero estoy aprendiendo un poco acá….necesito saber más!! Aunque acá x ahí son distintos los términoa que usamos, de hecho «torta» es más común, me parece, y bollera ni lo escuché acá, pero quizás sea mi falta de experiencia. Besos

  23. Yo siempre digo que en esta vida todo es empezar e insistir. Y es eso, empiezas a ver lesbianas ¡y ya no paras!

  24. ¡Gracias! Es cierto que publico algo poco (aunque a mí siempre me pilla el toro igualmente, no creas), pero bastante me cuesta haciéndolo cada dos semanas, ¡no me quiero imaginar si fuera algo más frecuente!
    Por aquí más que torta se usa «tortillera», pero supongo que también depende del ambiente y eso.

  25. Leeyendo esto empiezo a creer que las lesbianas huyen de mi, (¡¡Porquee!!) estudio en un colegio de solo mujeres con mas de 1500 estudiantes y el año pasado solo 3 parejas lesbi (creo que se tiraron el año)y en este año ni solo una amiga que es bi y yo D: lo peor es uqe en algo asi gay y dicen de una vez que asco eso esta mal y demas.(Estudio colegio cristiano- catolico, cada mañana nos muestran por media hora cosas sobre Dios) pero lo bueno es que tengo una amiga fujoshi con la cual hablo libemente 😀 pero no estaria mal una lesbi.. por ahi para variar igual si hubiera una o varias no creo que les guste por que soy un pan salvaje 😛

  26. A mi no me gustan la BO, prefiero a las BI, que son menos egoistas y le va la variedad, y comen de todo.

  27. La estadística dice que un colegio con 1500 tías tiene que estar LLENO de lesbianas. ¡Sigue buscando! ¡Estar están! ¡La estadística nunca falla!

  28. Lo importante no es comer de todo, lo importante es que lo que te comas te lo comas bien, bien a gusto, y te guste de verdad.

Comments are closed.