A veces la realidad supera a la ficción. Esta frase, que hemos escuchado tantísimas veces, es hoy más verdad que nunca cuando leemos la noticia de que el set de Orange is The New Black se ha convertido en la escena de un crimen.

Oitnb Instagram, Hay una lesbiana en mi sopa
El casting, durante el rodaje en Brooklin.

En la madrugada del 30 de octubre, el reparto de la serie y el equipo de rodaje estaban acabando de filmar unas escenas en frente de la iglesia metodista Grace United, en Brooklin, cuando un ladrón se llevó unos cables valorados en más de 4.000 dólares. El parte de la Policía dice que el edificio estaba abierto al público en ese momento y que los cables yacían en el suelo, a la vista de todos. Así que alguien se los llevó sin que ni las actrices ni los guardias de seguridad se dieran cuenta de ello. No hay, por lo tanto, ningún detenido. Las únicas «presas» siguen siendo las actrices.

Y ya que estamos hablando de la serie, comentaros dos noticias, una mala y otra buena. La mala: la prensa internacional da por hecho la salida de Laura Prepon del show. La buena: la segunda temporada ya está parcialmente rodada, lo cual abre las puertas a un estreno relativamente pronto, a comienzos de 2014. Yay!

Vía: Huffinton Post

Relacionados:

3 Comentarios

  1. nooooo, si sale laura prepon
    yo exijo que entre mila kunis 😀
    para seguir con la continuidad de una actriz de the 70′ show

    aunq esté quién esté, la serie es muy buena
    así q independiente de su bolleridad la vería igual
    kenji kohan es una genia

  2. Jajaja. No pides tú nada… Mila Kunis solo tiene un problema: es demasiado bajita y delgaducha para hacer de Alex Vause!

  3. Hahaha Imposible que Mila nos recuerde a Alex, pero en la hipotética situación de que se uniera al elenco, bien podría interpretar a una de las colegas de Alex en sus tiempos de narcotraficante, ¿No? Había más involucradas. 🙂

Comments are closed.