InicioOpiniónLa Pluma y La EspumaLa Pluma y La Espuma: La redundancia de la más absoluta 3...

La Pluma y La Espuma: La redundancia de la más absoluta [(nada)2]3

Publicado

la-pluma-y-la-espumaEl otro día estaba yo pensando (suelo hacerlo. En serio, lo hago. ¡Que sí, coño! Pero tranquilxs, que no cunda el pánico, solo me sucede muy de vez en cuando. Señora, por favor, ¡deje de acumular víveres! He dicho que SOLO MUY DE VEZ EN CUANDO. Y no se lleve al tendero, por amor de dios. ¿Es que no se da cuenta de que con eso no hay Humanidad que se repueble, criatura?). Vale, pues lo que decía, que estaba pensando (tengo que decir que esas raras ocasiones en las que lo hago a veces caen en lunes, otras en jueves y muy raramente los martes. Los martes los carga el diablo. Te crees que es un buen día, porque has dejado atrás al imbécil del lunes, pero entonces miras hacia adelante y, ¿qué ves, eh, qué ves? ¡¡Tres días más hasta el finde!! ¡Maldito martes!). Bueno, que me disperso, sigo: que estaba pensando [ah, se me olvidaba puntualizar que resulta que habitualmente eso ocurre entre las cuatro y veintitrés y las cinco y diecisiete de la mañana. Es una putada, lo sé. Sobre todo para mi santa esposa porque (qué gracia, fíjate tú) soy de las que piensan en voz alta (no, todavía no se ha separado de mí. ¡Es más buena, ay!). En cuanto a lo de pensar con ese horario, no sé, creo que es algo cerebral que resultó dañado tras una ingesta masiva de albóndigas (niñxs, decid no a las albóndigas. Vuestras futuras parejas os lo agradecerán). Oh, y los domingos tampoco pienso, pero no porque lo considere un día sagrado (soy apóstata total, de esas con carta del Arzobispado y todo), sino porque ese día no estoy para procesos mentales, lo dedico única y exclusivamente a cansarme (ya sabéis, de andar por el monte como una gilipollas detrás de la loca de HAN1)]. Total, a lo que iba. Que estaba yo pensando y dio la casualidad de que era algo muy interesante [también me suele ocurrir eso, lo de tener pensamientos interesantes. Os lo juro. A los hechos me remito, si no: ese pensamiento en concreto se me ocurrió un lunes a las cinco menos cinco de la mañana. Y ese día, a esas horas, SOLO se me ocurren pensamientos muy interesantes (los de las cinco menos cuatro minutos son una mierda absoluta. Tipo final de “Perdidos”, ¿sabéis lo que os digo?)]. Lo recuerdo perfectamente, además, porque me gané un zapatazo de mi señora [y lo entiendo, de veras. A ver, una cosa es que no tome la decisión de separarse de mí, pero los lunes son muy duros y el amor no llega para tanto (ah, pero mirad qué curioso: no lo hizo aquella madrugada que la despertó Bam-Bam (es una de mis sobrinxs. Tiene seis años. No preguntéis por el mote, cosas nuestras).

clara asuncion garcia

Esa noche Bam-Bam vio un fragmento de “Yo, robot” antes de irse a dormir. Y ya me olí yo que iba a ser noche de pesadillas bambaneras, porque la cara de los robots no le hizo demasiada gracia y me preguntó, mientras la arropaba y exhibiendo un tic en el ojo, si esos robots existían y yo la tranquilicé (o eso creía) diciéndole “No, cariño, eso es en el futuro”. Efectivamente, como me temí, esa madrugada Bam-Bam se presentó en nuestra habitación, desvelada, y me preguntó: “Tía Clari, ¿el futuro existe?”. Os juro que después de su pregunta la que no pudo dormir fui yo). Total, que esa madrugada a mi señora no se le ocurrió zapatillear a la niña. Y digo yo: ¿por qué, eh, por qué? ¿Qué tiene Bam-Bam que no tenga yo para no contusionarla con una pantufla? ¿La ONU y su puñetera Declaración de los Derechos del Niño? (y digo yo, señorxs de la ONU, ¿para cuándo la Declaración de los Derechos de las Personas que Piensan Cosas Interesantes a las Cinco Menos Cinco de la Mañana de un Lunes? A que no hay cojones de hacerlos, ¿eh, casta? Que sois todos una puta casta, coño)]. A lo que iba, que me dio un zapatazo y lo recuerdo sobre todo porque me arreó tres veces (¡tres!), como a las malas cucarachas. ¿Sabéis de lo que os hablo? ¿Esas cucarachas que no hay forma de que se mueran así les des con las botas de montaña, la escoba, la Thermomix y la vecina de al lado? (hum, sí. Es terrible formar parte de mi vida, lo reconozco y lo comprendo. Sobre todo si eso supone que revienten de forma intempestiva la puerta de tu casa, te lleven a la fuerza a la de al lado y seas usada con contundencia para matar una mierda de cucaracha. Pero, en fin, para compensar doy los buenos días si te cruzas conmigo en la escalera. ¡Soy más educada, ay!). Pues a lo que iba, que el lunes en cuestión, a las cinco menos cinco de la mañana estaba yo pensando una cosa muy, pero que muy interesante y…

Últimos artículos

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

‘Backspot’: Animadoras, croquetas y Evan Rachel Wood

Todas las generaciones tienen unas animadoras de referencia. Pueden ser las protagonistas de A...

Desde Japón con amor

Kiko Mizuhara @i_am_kiko es una modelo, actriz y diseñadora nacida en Estados Unidos y...

‘Nebesta’, tus sáficas con espadas favoritas por fin en un tomo único

No voy a decirte que leas Nebesta porque esté hecha por una amiga y...

Siri 3, el estimulador para amantes de la música

Siempre me han interesado las emociones y, también, entender por qué nos comportamos del...

¿Qué está pasando con Jojo Siwa?

Estos días no dejan de salirme en Twitter y TikTok cortes bien protagonizados por...

Dulceida y Alba esperan su primer bebé

Damos la bienvenida al Dulcebebé

Hunter Schafer cuenta que estuvo saliendo con Rosalía unos cinco meses

¿Sabes cuando lees algo en Twitter de manera super insistente y crees que es...

Experimenta la doble estimulación con Ryde de Fun Factory

A pesar de que no siempre me he movido en el mundo de la...

Sarah Paulson adaptará ‘Untamed’, libro autobiográfico de Glennon Doyle

Glennon Doyle es una autora estadounidense que saltó a la fama en 2016 con...

Sandra Barneda confirma su relación con Pascalle Paerel

Ya sé que ya sabías que estaban juntas, si ya lo sé, pero el...

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...

La croqueta libre: ‘Y ahora que ya no estás’

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección...