sandra barneda lesbiana

No sabemos cuántas de vosotras estáis al tanto de la trayectoria de Sandra Barneda, una de las caras más conocidas de la televisión española y desde el año pasado también una escritora de éxito gracias a la publicación de su libro Reír al Viento (que sí, que es medio lésbico). A Sandra siempre la han rodeado todo tipo de especulaciones sobre su orientación sexual. Por decirlo rápido, mal y pronto, es una Jodie Foster a la española, una de esas mujeres que vive en un armario de cristal, y que por ello se ha visto muchas veces en el ojo del huracán, entre otras cosas por no haber defendido a capa y espada al colectivo LGBT. O por lo menos, por no haberlo hecho de una manera directa, al igual que le ha pasado a Jodie Foster toda su carrera.

https://www.youtube.com/watch?v=bjzvX-L8PqQ

Pues bien, esta semana la periodista participó en el programa de Telecinco Hable con ellas en el que dio toda una lección de tolerancia (o al menos así lo interpretamos nosotras) cuando habló de sus motivos -los suyos- para haber llevado su homosexualidad de una manera más discreta. Los dio durante una entrevista en la que salió a colación la salida del armario de Patricia Yurena, noticia de la que HULEMS te informó antes que nadie, y esto es lo que dijo:

“Quiero dar las gracias a mis cuatro compañeras a Aly, Marta, Rocío y Yolanda. A mí me cuesta mucho hablar de este tema, aplaudo mucho lo que ha hecho Patricia Yurena, lo aplaudo porque ha tenido la necesidad de hablar de su orientación sexual para sentirse mejor. Pero también aplaudo a todos aquellos que viven su sexualidad en privado a pesar de que cada día reciben miradas o acosos silenciosos. Libertad es eso hacer lo que te ayude a vivir y te dicta la cabeza. No creo en los lobbys, en las etiquetas, es más estoy harta. No creo en los prejuicios creo en las personas. Estamos hablando del amor, porque la condición sexual es privada señores y señoras y solo atañe a dos personas. No debe ser usada como arma arrojadiza, ni tampoco como alabanza o mérito personal. Por eso hoy más que nunca y después de tantos años basta ya de armarios, de etiquetas, de juzgar a las mujeres y a los hombres. No existen dos caminos, que se enteren, esconderse o luchar. Existen tantos caminos… tantos como personas que se aman. Seremos una sociedad moderna cuando entendamos el respeto al otro por encima de todas las cosas. Me siento orgullosa de ser mujer, de lo que siento, de lo que pienso y sobre todo me siento muy orgullosa de quién soy, sencillamente Sandra. Y también me siento muy orgullosa de quien está a mi lado, sea un hombre o una mujer. Si tú también te sientes orgulloso de quién eres por qué marcas la diferencia”.

No sabemos si esto significa que algo está cambiando en España. Pero queremos pensar que sí. La semana pasada fue Patricia Yurena. Esta semana ha sido Sandra Barneda la que ha abierto la puerta a que otras personalidades hablen abiertamente de su orientación sexual. ¿Quién sabe? A lo mejor resulta que hay esperanza. Nosotras, sea de una manera velada, portando una bandera o publicando besos en Instagram con sus parejas, lo único que podemos hacer es alegrarnos al ver que se están dando pasos. Cualquier cosa es mejor que el silencio que hemos estado soportando todos estos años. Y ojalá esto sirva para que muchas otras se atrevan.

¿Quieres añadir algo a las palabras de la periodista? ¿Qué opinas de lo que ha dicho?

¡Gracias Sandra D por el aviso!

29 Comentarios

  1. En primer lugar, muchas gracias por esta web. Me abrís un mundo. Respecto a lo de Sandra, simplemente increíble, simplemente genial. “Libertad es vivir en consonancia con lo que te dicta tu corazón”

  2. Yo por eso preguntaba, porque esta es la polémica de siempre. Con Jodie Foster pasó lo mismo. Recuerdo cuando dio el discurso ese y salió del armario y la gente se quedó como ¿QUÉ? porque no dijo “lesbiana” con todas las letras. El debate con este tema siempre está servido. ¿Qué es la visibilidad? ¿Es esto? ¿No lo es? A mí me parece que el mensaje que ha mandado es correcto, tolerante, pero cada cual tiene su opinión y es respetable.

  3. Muchas de nadas, Shally. A mí me parece que ha dicho cosas importantes, pero, claro, entiendo que mucha gente eche en falta que haya figuras públicas que sean más explícitas con este tema y que luchen con uñas y dientes por los derechos del colectivo. A ver qué opina el resto de las lectoras.

  4. Impecable, con sinceridad y una gran dosis de decisión le puso palabras a sus sentimientos, que son parecidos a los que algunas sentimos o pensamos. Puede parecer absurdo porque la realidad de cada persona es mundo, pero “gestos” como el de Sandra Barneda, ayudan a ver que aunque todo parezca o sea complicado, dentro de las complicaciones llega un momento que una es suficientemente “fuerte” para que su vida y su felicidad esté por encima de lo que opine el mundo.

  5. Por que a todo hay que ponerle una etiqueta? A que ayuda el poner constantes etiquetas o el pronunciar una palabra concreta?
    Cada persona tiene su modo de expresar o defender su realidad y/o la colectiva. Unas preferimos no tener etiquetas y ser discretas, mientras otras prefieren llevar una bandera o ser iconos dentro de un colectivo, ambos modelos son igual de respetables. Será un debate eterno, un poco inútil…

  6. Estaba haciendo zapping cuando de repente acabé en este programa ( Nagore me produce un morbo extraño y no pude evitar quedarme a verla) justo unos minutos antes de que Sandra Barneda dijera todo esto. Creo que no podría haber expresado mejor lo que pienso.

    A mi me parece tan respetable la persona que grita a los cuatro vientos su sexualidad y lucha por los derechos del colectivo de una manera mas activa y visible (?), como quien decide vivir su vida sin dar explicaciones a nadie…
    Yo nunca he sido de (exageración modo ON): Hola me llamo tal y soy lesbiana. Pero nunca me he escondido, simplemente hago mi vida con normalidad… Creo que esa también es una buena manera de luchar por la normalidad, hacer tu vida tranquilamente, sin esconderse, pero tampoco gritando con quien te acuestas cada noche. Puede que esto sea vivir en un armario de cristal, yo no lo veo así, nunca me he sentido en un armario por no ir expresando mi sexualidad continuamente. Al final el amor es el amor, y la sexualidad es algo tuyo y de la persona con la que la compartes. Yo soy muchas cosas como personas, y el ser lesbiana solo es una de ellas, no la mas importante, ni tampoco la menos.

  7. Esta “persona” no hizo ningún favor a las lesbianas, si a las “personas”, dejad de poner en un pedestal a una “perosna” que sigue apoyando el ocultamiento y parece ir en contra de los colectivos.

  8. A mi me pareció muy respetable. No hace falta que se ponga un cartelito, lo que hace falta es que haga su vida con normalidad, y creo que así lo hace.
    Sipedir respeto para que cada uno pueda hacer y ser como quiera sin tener que soportar miradas o comentarios es malo, apaga y vámonos. NO todos tenemos ese caracter para ponernos el cartelito

  9. Hello!! En primer lugar felicitaros por el blog, sencillamente #meeeencaaantaaaa!!!! Esta genial! Según mi punto de vista y coincido con N, creo que fue una bonita manera de decir que a nadie le importa, cuando cierra la puerta de su casa, con quien se queda dentro. Personalmente soy de la misma opinión. El decir con quien te acuestas o no, sólo sirve para alimentar nuestra parte cotilla (reconozco que yo la tengo y mucho jejejejjee) que como seres humanos viene implicita en ADN. Ahora bien, no podemos olvidar que ser un personaje público conlleva una serie de “pequeños sacrificios” y tu vida privada pasa a ser menos privada (me viene a la memoria la gran frase de la profesora de danza: “La fama cuesta”) La cosa es que los personajes públicos con sus “etiquetas”, sí que ayudan a que las cosas se vayan normalizando para que llegue el ansiado día en que no haga falta ninguna etiqueta más que la de la camiseta que te vayas a comprar… Un saludo!!!!!!

  10. “No creo en los prejuicios, pero aplaudo a la gente que vive su sexualidad en privado”. Olé tú.

    No estoy de acuerdo con el outing que se hizo a esta mujer, cada uno es libre de salir del armario cuando le plazca y se sienta preparado para ello. Pero que no vaya de abanderada de la causa cuando su discurso es confuso, contradictorio y, en muchos casos, contraproducente. La parte del “me siento orgullosa de” es lamentable. La visibilidad también pasa por llamar a las cosas por su nombre. Y lo remata diciendo que si te sientes orgulloso, por qué marcas la diferencia. Pues mira, reina, la marco porque si no, me la van a marcar igual. Y prefiero al menos tener un discurso claro y coherente con mi modo de vida.

    He conocido a mucha gente que defiende la no-etiqueta y lo hace con argumentos muy sólidos, pero desde luego que no es el caso de esta señora, al menos en lo que atañe a su discurso público. Una cosa es no ir diciendo “Hola, me llamo Fulanita y soy bollera”, y otra es dar rodeos insostenibles por no atreverse una a decir las cosas con claridad. Y que conste que no estoy defendiendo las etiquetas, sino la coherencia de cada uno para con la postura que ha elegido en ese sentido.

  11. A mí, personalemente, me gusta mucho el discurso de esta mujer. Sin embargo, creo que, por muy bonito que sea y suene, en la actualidad se trata de una utopía. Los “lobbies” a los que hace alusión son los grupos gracias a los cuales algún día (más pronto que tarde, espero) ese discurso será una realidad para todos y todas, hombres, mujeres, niños y perros, mariquitas, bolleras y travelos. Yo quiero un mundo sin armarios, de eso se trata, de que tu condición sexual no sea de relevancia para tu día a día, en tu trabajo, con tu familia o si te vas de viaje. Pero aún no estamos en ese mundo, la sociedad tiene que avanzar para que los armarios y las etiquetas desaparezcan.

    Yo, al igual que esta presentadora (supongo), no tengo una pegatina con la bandera gay en mi coche ni llevo la palabra lesbiana escrita en la frente. He tenido la suerte (grandísima suerte) de que nunca he tenido problemas con la gente que me rodea por quien meto en mi cama, ni en el trabajo ni cuando estudiaba, hago mi vida con normalidad, cojo de la mano a mi pareja y poco más. Precisamente porque tengo la suerte de poder hacerlo, me veo en la obligación de “defender la causa”. No quiero que Sandra Barneda diga que es lesbiana (si es que lo es, cosa que no me importa), pero ya que da un discurso tan conmovedor, pido que sea un poco más realista.

    Por cierto, como ya puse al principio, me encantó lo que dijo =D

  12. Muy de acuerdo con lo que dices, el proceso de normalización es algo gradual y aunque en algunos círculos se puede aplicar el discurso de esta mujer, lo cierto es que en otros muchos aún son necesarios los lobbies y demás medidas de normalización “explicita”, y que conste que me refiero a sociedades hoy en día consideradas progresistas.

  13. He leído el artículo del link y coincido en que es muy importante poder decirse a una misma: soy lesbiana. No “homosexual” o “gay”. Lesbiana. Forma parte de un proceso de auto aceptación, y de sentirte a gusto y en paz con lo que eres. Y que una vez que puedes nombrarlo sin dolor, empieza otra etapa de tu vida. Más libre y mas verdadera. Más auténtica.
    Ahora, ese proceso lo comparte una con quien quiera, cuando quiera y si tiene bases solidas donde apoyarse, porque desgraciadamente la identidad sexual sigue siendo aún un motivo de discriminación, también en España.
    Yo soy lesbiana, pero no me autodefino como tal. Soy lesbiana pero soy muchas cosas más, y realmente no es lo primero que se me viene a la cabeza. Lo mismo estoy equivocada, pero es así.
    Creo que no se puede pretender que todas las lesbianas hagan de la homosexualidad su causa de incidencia pública. Porque esto va con la sensibilidad, formación y capacidades de cada persona. Algunas militaran en el ecologismo, otras el arte, otras la política y muchas en nada. Exactamente igual que el resto de la población.
    Yo aplaudo y agradezco a quienes me han abierto camino en los derechos. Primero por ser mujer, luego por la democracia, por las defensoras de derechos humanos, etc. Pero no me veo con una bandera en la calle. Si me toca de cerca me muevo, pero no voy a la cabeza de esa manifestación.
    En fin, siento el rollo que he soltado. Gracias por preguntar, Emma.

  14. A mí no me pareció para nada una salida del armario, fue un discurso bonito y lacrimógeno donde quería dar a entender sin decir nada lo que sabe medio país, parecía que estaba jugando al TABÚ.
    Está claro que cada uno lleva la privacidad de su vida al extremo que quiere y es por ello mismo por lo que hubiera sido mejor y más fácil no opinar y fin, en vez de soltar un “que sí, que no que nunca me decido…”. Como han dicho varias “compis” si todas nos convertimos de buenas a primeras en personas y dejamos de ser lesbianas, pues nada volvamos al armario y a vivir en la sombra y que no se entere nadie de con quien me acuesto, pero tampoco de con quien vivo, voy al cine, tengo hijos… no tiene sentido, para mí ha sido una cagada, algo que se podría haber ahorrado y no hubiera pasado nada. No creo que este “orgullosa” de nada.

  15. Comparto absolutamente lo que dijo Sandra. Cada persona tiene derecho a vivir su sexualidad como le de la gana y en la privacidad. A los heterosexuales no se les impone una obligación de hablar de su orientación sexual, porque la heterosexualidad no es noticia. La homosexualidad parece algo exótico. Los homosexuales sufren el acoso de la sociedad heterosexual intransigente y de los talibanes de la homosexualidad que coaccionan la libertad individual para vivir su sexualidad cómo le de la gana. Sandra Barneda es una periodista y Jodie Foster una actriz y viven su sexualidad como les parece. ¿Por qué tienen que “publicitar” su orientación sexual y ponerse al servicio de colectivos y lobbies? Yo no acepto que ningún lobby, colectivo, partido ni nada me imponga una obligación de hablar o declarar sobre mi sexualidad, como no acepto que me impongan la obligación de declarar sobre mis creencias religiosas o ideologías políticas. Cuando los lobbies hacen outing o coaccionan, está cometiendo actuaciones delictivas, es decir, están actuando por debajo del mínimo ético exigible en una sociedad. Es más, agradecería que quienes representan a estos colectivos no se vistieran de comanches o payasos en cada celebración (o incluso que se vistieran) para ayudar a que la sociedad vea la homosexualidad con absoluta normalidad y no como el grupo de gilipollas que lidera los lobbies. La normalidad en la sociedad llegará precisamente cuando una persona no tenga que poner en su curriculum que es “periodista y homosexual”, “miss homosexual” o “actriz homosexual”, de la misma manera que nadie pide trabajo diciendo que es “ingeniero heterosexual”. Aclaro que me parece correcto que existan asociaciones contra la discriminación homosexual, porque queda mucho camino que recorrer y la labor de estas asociaciones ha, es y será sido importante, pero ¿Qué tal si, además, se hace con absoluto respeto a los derechos a la intimidad y a la libertad individual de cada uno? Enhorabuena por la página.

  16. Pues he de decir que estoy más de acuerdo con este discurso que con el de Sandra Barneda. Las personas no somos simplemente personas, somos muchas cosas y estas cosas son las que nos hacen personas (más o menos humanas, pero personas). Creo que las etiquetas son necesarias, no hay que olvidar que vivimos en sociedades con unos estándares muy marcados y precisamente, el dar visibilidad a esas etiquetas que no responden al estándar, nos ayudan a exprimentar eso tan bonito que es la tolerancia y el respeto (o la otra cara de la moneda: la discriminación). Una persona no es sólo una persona y ya está…es que me parece una cosa muy simplista cuando precisamente es todo lo contrario. Ahora bien, etiquetar (que esta palabra tiene connotaciones negativas y no tiene pq ser así) no es lo mismo que prejuzgar. Prejuzgar es malo siempre, es dar por supuesto algo que seguramente no es, sacándolo de una primera imagen/impresión (aka etiqueta). Por poner un ejemplo fácil: una persona con sobrepeso (que pena que la estupidez no sea igual de detectable que las lorzas, verdad? Volviendo al tema…), la etiqueta sería “ser gordo” y prejuzgar sería deducir que esa persona es gorda pq come mierda todo el día cuando a lo mejor no es así, puede tener problemas de tiroides, estar hinchado por alguna medicación, etc. Y a lo mejor, una persona delgada con un metabolismo que va a toda máquina, es la que se pasa media tarde comiendo mierda y con una salud más que dudosa. Siento poner ejemplos así de imbéciles, pero creo que ejemplifican bien la complejidad del “ser”. En resumen, puedes ser A y no necesariamente ser A2, de la misma manera que B puede ser A2 sin ser A. Juas…no se si ha quedado clara esta parte, jeje!

    En fin, que por lo que yo entiendo del discurso de Sandra, ella defiende la ocultación o una especie de ambigüedad que me parece que no está muy bien gestionada. A mi no me interesa cuantas parejas ha tenido o si ahora está con un hombre o una mujer, pero sí me gustaría que se definiese como lesbiana o bisexual…sería una muestra de acceptación y naturalidad que ahora mismo no la veo por su parte. Tampoco digo que tenga que ser la abanderada de nada, ni mucho menos…pero en su posición (con el outing injusto que le hicieron y siendo personaje público le guste o no) no estaría de más definirse y zanjar ahí el tema para que no se especule más sobre ella en este sentido. Para mi eso es tratar la sexualidad con normalidad, poder decir “sí, soy lesbiana” (como quien dice que es de Burgos o de Vigo) si tener que renunciar a la privacidad de acostarse o salir con quien le de la gana.

    Y lo dejo aquí que me liado mucho 🙂

  17. Básicamente, los heterosexuales no se tienen que definir como tal porque vivimos en una sociedad que da por supuesta la heterosexualidad como la sexualidad “normal” o estandar. Pero eso tampoco significa que en tu currículum tengas que poner “actriz y lesbiana”…vamos, lo que faltaba. La visibilidad es buena para hacer saber que existimos, que no somos bichos raros, que también tenemos problemas y que somos muchas cosas más, como todo el mundo.
    Muy respetable el hecho de no posicionarse, sólo faltaría, pero si estamos dónde estamos, no ha sido precisamente por los que han optado por vivir su sexualidad en silencio y en una privacidad hermética.

  18. Al igual que otros comentarios me parece un discurso un poco confuso. Estoy orgullosa pero no lo digo directamente, que cada cual lo viva a su manera pero estoy en contra de los lobbys….por ambiguo que haya sido en general me parecen bién este tipo de declaraciones porque dan un modelo positivo y de normalización. Es una chica “normal”, que la gente está acostumbrada a ver y si ahora se enteran que es lesbiana puede que no la empiecen a criticar por ello. Otra cosa sería si una periodista nueva dijera que está casada con una mujer, entonces sí sería juzgada de manera inmediata a partir de ese hecho. Puede que la mayoría de la gente que nos rodea diga que no le importa con quién te acuestas, que son muy liberales…pero en muchos casos sabemos que no es así. Lo que dice Sandra es un ideal, en un mundo utópico sería real todo lo que dice y ojalá sea así pero ahora mismo me temo que no.

  19. La libertad individual también pasa por vestirme de comanche si es eso lo que me apetece hacer. De igual manera que esto da “mala imagen”, según tú, para mí también da mala imagen que esta señora tire piedras contra su propio tejado arremetiendo contra los que SÍ somos visibles y, con ello, conseguimos cambiar poco a poco la sociedad en la que vivimos.

    Qué harto estoy de armariados amargados, ¡dejadme salir en tanga a la calle cubierto de purpurina si me da la gana!

  20. Yo también creo que vivir sin hermetismo, pero sin alharacas, con normalidad (ya se que lo normal no existe) hace bastante tambien para romper estereotipos y prejuicios. No solo con asociaciones y lobbys, aunque estas sean necesarias y gracias a ellas, por ejemplo, se hayan conseguido derechos como matrimonio, etc. O sea que ni solo blanco ni solo negro. Quienes tengan que ganas y vocación de estar en lo público, genial. Pero no me gusta esa especie de rankings de lesbianas guays y luchadoras y las de segunda, renegadas y cobardes. Son caminos diferentes. Y si esa señora no ha querido decir expresamente soy lesbiana sus motivos tendrá, digo yo…

  21. Y tan utópico…vamos, imposible. Como se puede vivir felizmente escondiendo tu sexualidad (alias “vivir tu sexualidad en privado”? No te quieres casar nunca? Vives sola toda tu vida o “con una amiga”? Vas a decir q eres madre soltera? Que me parece todo correctísimo si la respuesta es sí a todo en el caso de que realmente quieras vivir una vida así, pero se me hace difícil tener contacto personal con alguien y no saber si tiene pareja, con quien vive o si esta casada, divorciada o es viuda. No entiendo que quiere decir con lo de “vivir la sexualidad en privado”. Se refiere a que no quiere hacer pública su condición sexual por la tele? Pq si es así, todavía entiendo menos este discurso…anda que no hay periodistas, actores, escritores, etc. bien conocidos por todos que son homosexuales y no lo sabemos.

  22. Me parece bien que si ella no quiere autodefinirse como lesbiana o bisexual que no lo haga, es su derecho, si quiere vivir en un closet de cristal me parece perfecto, jamás voy a criticar a alguien por no salir del closet, cada persona es un mundo y ella sabrá lo que hace o no hace, lo que no me gusta es que diga que la tienen cansada las etiquetas y los lobbys, las etiquetas, por mucho que no le gusten las necesitamos y en mi opinión, lo bello sería que nos respetemos todos sin importar la etiqueta que llevemos puesta y no lo de eliminar las etiquetas. Y lo de los lobbys, creo que si todas las personas LGBT hubiesen preferido mantenerse callados y vivir su vida íntima en privado hoy en día el colectivo LGBT no tendría los derechos que tiene y sería aún más invisible o castigado de lo que está.

  23. Hola. La verdad es que me dejó muy fría el discurso de Sandra. Según lo veo yo, se vio en la “obligación” de intervenir y mojarse por una vez en la vida (cuando le hablan de homosexualidad a esta mujer siempre se pone muy tensa, que me he fijado) porque sabe que todo el mundo sabe que es lesbiana/bisexual/no hetero.
    Me parecieron unas palabras vacías. Si no supiéramos lo que hay detrás, nunca diríamos que ha salido del armario. Eso no es salir del armario, ese es el típico discurso hetero de “yo tengo un hermano o un amigo gay y le defiendo a capa y espada”. Es verdad que no está obligada a hacerlo públicamente, pero para decir esto, mejor no decir nada. Patricia Yurena hizo bastante más por “acabar con los armarios” que ella. Subió una foto a Instagram y contesto que sí que era lesbiana cuando se lo preguntaron. Así de simple, así de normal (tanto como mi salida definitiva del armario ayer con mi hermana. Hablando de este tema y cenando, casualmente, tortilla xD) y ya nadie se acuerda.
    Discursos como el de Sandra hacen menos por la normalización que decir claramente SOY LESBIANA. Supongo que no ha pensado a cuántas lesbianas puede ayudar dando la cara por este colectivo. Que la chica mona que presenta los programas de Telecinco sea lesbiana a lo mejor hace cambiar de parecer a muchas madres y padres sobre la homosexualidad, quién sabe.

  24. Voy a ser clara, porque estoy muy indignada con este tema y ya me empieza a cansar.
    Si esta mujer se cree que la orientación sexual solo es un “con quién me acuesto o me dejo de acostar”, me pregunto qué clase de relaciones ha mantenido. Con mi pareja me acuesto en mi casa, pero también salgo a la calle, le cojo de la mano, le beso y le miro, le acaricio y le abrazo, en una vía pública, un restaurante, una cafetería, en una estación. Hago exactamente lo que hace una pareja heterosexual, que tampoco se limita a retozar en una cama.
    Que sí, que serás libre de acostarte con quien te dé la gana, pero yo quiero ser libre para vivir como me dé la gana, en público –que eso no significa llenar portadas y noticias; se supone que eres periodista, empieza a diferenciar–, sin sentirme mal conmigo misma, estando cómoda con mis diferencias –muy bonito el “todos somos personas”, pero por suerte todos tenemos nuestras identidades sexuales, de género, nacionales, políticas, raciales; distintas realidades–, porque soy diferente, somos distintos, y eso no nos hace merecedores de una mirada acusadora, un insulto o una agresión.
    Ah, y para todo esto, si quiere, tampoco hace falta la palabra “lesbiana” y “homosexual”, solo ser honesto con uno mismo y vivir sin ocultarse, salir a la calle sin miedo, tanto si es para llevar una pancarta el día del orgullo como para pasear de la mano con tu pareja. Si quieres, no pregones, pero normaliza, no ocultes.

  25. Chiquilla no seas tan radical que todo no es blanco o negro. Cuando dice que la condicicion sexual es privada se refiere a no tener que pregonarlo por television. Seguramente habra tenido presiones por parte de alguna persona o colectivo de poder o incluso por tele5, a saber, para que lo haga publico y ella no quiere o no le apetece o no siente fuerzas para ser la abanderada y por eso el discurso medio indignada y harta.
    Ella en su vida por supuesto que hace una vida normal con su pateja, de hecho cuando estaba con Tania la gente las veia por Barcelona en el cine, en restaurantes, dando un paseo… otra cosa es que no lo veas tu porqur no se publican fotos. Ahora no se si esta con alguien o no, ni me importa, pero a eso es a lo que se refiere cuando habla de que no hay solo 2 caminos o esconderse o luchar, ella ha optado por no ocultarse en su vida, pero no pregonarlo por television. Nada mas y no buscarle 3 pies al gato que creo que el discurso esta lleno de buenas intenciones.

  26. A mi me pareció un discurso enrevesado y tenso. Lo que hizo Patricia Yurena , foto con tu novia y como si nada , eso es vivir sin complejos, dar un golpe de naturalidad. Las cosas cuanto más simple mejor.
    Sandra es comunicadora y esto debería saberlo, pero trabaja en TELECINCO y quién sabe , a lo mejor ya les va bien que no sea tan clara y natural, ya sabemos como alargan y marean la perdiz cuando hay un asunto que interesa. Chicas, esta mujer, Sandra Barneda está monitorizada, todo lo que dice en la tele es tal y como ella lo piensa en realidad? lo dudo mucho. Forma parte de su trabajo. Es una pena por que de alguna manera, no creo que sea libre del todo para expresarse.
    Ole y ole por PATRICIA YURENA, con un par!!! Ese es el camino.

  27. Discurso de Ellen Page, 27 años, actriz, al salir del armario:

    “Hay coraje en este cuarto, en todos ustedes. Y estoy inspirada de estar en este lugar porque cada uno de ustedes está aquí por la misma razón. Están aquí porque han adoptado como motivación principal el simple hecho de que este mundo sería muchísimo mejor si hiciéramos un esfuerzo por ser menos horribles los unos con los otros. Si nos tomamos por lo menos cinco minutos para reconocer la belleza de los demás en lugar de atacar a los demás por nuestras diferencias.

    Es una manera más fácil y mejor de vivir y de hecho salva vidas. Pero también puede ser muy complicado. Porque para amar a los demás uno tiene que empezar por amarse y aceptarse a sí misma. Y sé que muchos de ustedes han batallado por esto y admiro su fuerza y su apoyo en maneras que jamás llegarán a saber. Y estoy aquí el día de hoy porque SOY LESBIANA y porque a lo mejor puedo ayudar a otras personas a tenerlo un poquito más fácil o al menos sentirse más cómodos. Siento que es una obligación personal y una responsabilidad social. También lo hago de manera egoísta, porque estoy cansada de esconderme y estoy cansada de mentir por omisión.

    Sufrí muchos años porque tenía miedo de salir del armario. Mi espíritu sufrió, mi salud mental sufrió y mi relación sufrió. Y estoy aquí parada con todos ustedes del otro lado de ese dolor. Y soy joven sí, pero lo que aprendido es que el amor, su belleza, la felicidad e incluso el dolor que viene con el, es el regalo más increíble que podemos dar o recibir como seres humanos. Y merecemos experimentar el amor completamente, con igualdad, sin vergüenza y sin hacer concesiones.

    Algunas de las frases más potentes de su discurso al declararse homosexual:

    1.- “Estoy cansada de esconderme. He sufrido durante años porque me daba miedo decirlo”.

    2.- “Estoy aquí porque soy homosexual. Y quizás puedo ayudar a que la vida de otros sea más fácil”.

    3.- “Estoy cansada de esconderme y de mentir por omisión”.

    4.- “El amor, con su belleza, su alegría e incluso con su dolor, es el mayor regalo que uno puede dar y recibir”.

    5.- “Siento que tengo una obligación personal y una responsabilidad social”.

    6.-“[Hollywood] establece estándares de belleza, de éxito. Estándares que, odio admitirlo, me han afectado”.

    7.- “He tratado de guiarme por mi corazón, pero puede ser duro. Por eso estoy aquí”.

    8.- “Merecemos vivir el amor por plenamente, con igualdad”.

    9.- “Hay gente que va a la escuela todos los días y les tratan como a una mierda sin razón”.

    10.- “Algunas veces son las cosas más insignificantes las que te pueden destruir”.

    11.- “Este mundo sería mucho mejor si todos hiciéramos un esfuerzo por no ser tan malos los unos con los otros”.

    Discurso de Sandra Barneda, 38 años, escritora, periodista, presentadora:

    “Quiero dar las gracias a mis cuatro compañeras: a Aly, Marta, Rocío y Yolanda. A mí me cuesta mucho hablar de este tema, aplaudo mucho lo que ha hecho Patricia Yurena, lo aplaudo porque ha tenido la necesidad de hablar de su orientación sexual para sentirse mejor. Pero también aplaudo a todos aquellos que viven su sexualidad en privado a pesar de que cada día reciben miradas o acosos silenciosos. Libertad es eso, hacer lo que te ayude a vivir y te dicta la cabeza. No creo en los lobbys, en las etiquetas, es más estoy harta. No creo en los prejuicios, creo en las personas. Estamos hablando del amor, porque la condición sexual es privada señores y señoras y solo atañe a dos personas. No debe ser usada como arma arrojadiza, ni tampoco como alabanza o mérito personal. Por eso, hoy más que nunca y después de tantos años, basta ya de armarios, de etiquetas, de juzgar a las mujeres y a los hombres. No existen dos caminos, que se enteren,esconderse o luchar. Existen tantos caminos… tantos como personas que se aman. Seremos una sociedad moderna cuando entendamos el respeto al otro por encima de todas las cosas. Me siento orgullosa de ser mujer, de lo que siento, de lo que pienso y sobre todo me siento muy orgullosa de quién soy, sencillamente Sandra. Y también me siento muy orgullosa de quien está a mi lado, sea un hombre o una mujer. Si tú también te sientes orgulloso de quién eres por qué marcas la diferencia”.

    SE VE LA DIFERENCIA?, NO PUEDO DECIRLO NI MÁS CLARO NI MÁS ALTO.

Comments are closed.