Seamos sinceras: dudo mucho que, en futuras ediciones del Orgullo LGBTI, el Banco de España, el Banco Central Europeo, la Reserva Federal o quien fuere emita billetes conmemorativos con la bandera arcoíris. ¿El dinero no puede ser multicolor, entonces? Sí, sí que puede. Wells Fargo, el cuarto banco más grande de Estados Unidos, ha decidido que el dinero sí que puede llevar los colores del colectivo, al menos ese de plástico que hay “dentro” de las tarjetas de crédito.

Tarjetas De Cr%C3%A9dito Arco%C3%ADris Wells Fargo, Hay una lesbiana en mi sopa

La compañía -que además cuenta con financiaciones personalizadas para las “necesidades de la comunidad LGTB”, añadió en 1987 la orientación sexual en su política de no discriminación, tiene equipos ORGULLOSOS y apoya pequeños negocios de empresarios del colectivo- ha diseñado cuatro tarjetas de crédito con la bandera LGTBI como protagonista. Wells Fargo os puede sonar, también, porque hizo este anuncio tan chulo que os enseñó Marca el año pasado. ¿Quién iba a decirlo? ¡Los bancos pueden molar!