Una chica aumenta su atractivo en un 200% si lleva un par de gafas, de sol, graduadas o incluso del palo, sentadas sobre su nariz. Es un hecho científicamente probado. Kristen Stewart lo sabe, por eso, y porque le gusta subirnos la temperatura a las croquetas, se ha vuelto mazo fan de los anteojos. Las tiene de todas las formas y los colores, hagamos un repaso a su colección de lentes.

Kirsten Stewart Glasses 06, Hay una lesbiana en mi sopa

Estas son las de diario.

Kristen Stewart Glasses 18, Hay una lesbiana en mi sopa

Las que tiene desde el año de la pera.

Kirsten Stewart Glasses 03, Hay una lesbiana en mi sopa

Las que lleva a las entrevistas con una chaquetita de punto que encontró por el armario porque qué mona va esta chica siempre.

Kristen Stewart Glasses 14, Hay una lesbiana en mi sopa

O las que se pone para salir a dar un paseo por una calle random mientras piensa en sus cosas y finge que atiende al teléfono.

Kirsten Stewart Glasses 13, Hay una lesbiana en mi sopa

Estas son las de esos días en los que apetece levantarse de la cama tanto como lavarse el pelo.

Kirsten Stewart Glasses 12, Hay una lesbiana en mi sopa

Estas otras las de cuando juega a ser Shane McCutcheon.

Kirsten Stewart Glasses 10, Hay una lesbiana en mi sopa

Por llevar estas, le pagan.

Kirsten Stewart Glasses 09, Hay una lesbiana en mi sopa

Por estas, también.

Kristen Stewart Glasses 17, Hay una lesbiana en mi sopa

Estas son las que llevó en esa película que hizo con Juliette Binoche en 2014.

Kristen Stewart Glasess 01, Hay una lesbiana en mi sopa

Y, si se las pone con una camisa de cuadros… BUM. Adiós, ovarios.