Bad Moms, Hay una lesbiana en mi sopaEl año pasado nos lo pasamos fenomenal viendo Bad moms, esa película sobre un grupo de madres que, hartas de tener que ser seres perfectos más robóticos que humanos, y de estar siempre pensando en los demás antes que en ellas, deciden un día que todo eso se va a acabar. Que las protagonistas fueran Mila Kunis, Kristen Bell y Kathryn Hahn… ayudaba, y mucho. Una nos impresionó en Cisne Negro. Otra formó parte de nuestra adolescencia con Veronica Mars, y la tercera es de nuestros personajes favoritos de Transparent. Con estos mimbres, el resultado estaba claro que iba a ser guay. Bad Moms, Hay una lesbiana en mi sopa

Ahora, Susan Sarandon, Cheryl Hines, y Christine Baranski van a interpretar a las madres de las malas madres. Sarandon será la progenitora de Hahn, Hines de Bell, y la alucinantemente alucinante Christine Baranski hará de madre de Mila Kunis. La secuela se llamará A Bad Moms Christmas, y, claro, tendrá lugar en Navidad. El guión contará como se las apaña el trío de protagonistas para crear unas navidades geniales para su familia, y también para sus madres, que van a visitarlas. La primera película ingresó una brutalidad de dinero, unos 113 millones de dólares con 20 millones de presupuesto, y se espera que esta sea otro éxito de taquilla. ¿Cuando lo veremos? Pues casi ya: el 3 de noviembre se estrena en Estados Unidos.

Vía: Vulture