En estos tiempos revueltos, en los que se está descubriendo la verdadera cara de muchos de los actores que creíamos que eran como en sus mejores papeles, que teníamos idealizados porque no conocíamos lo que había detrás, saber que hay gente guay, genuinamente buena, y que siente admiración por otras personas como ellas, nos reconcilia un poco con el mundo. ¿Cuantas veces os ha pasado que alguien ha hecho algo que os ha gustado tanto que habéis sentido un deseo irrefrenable de besar a esa persona? Esto es lo que ha sentido Kate Winslet, y la afortunada ha sido Allison Janney.

La actriz inglesa recogía ayer su Hollywood Film Award por Wonder Wheel, su último trabajo. En su discurso de aceptación aprovechó para contar y mostrar su admiración por la interprete de I, Tonya.

Allison Janney está en esta habitación. Allison, sé que realmente no te conozco pero simplemente quiero ser tú. En serio. O simplemente acariciarte o algo así. Quiero decir, ¿siempre podríamos besarnos? Quizá. Quizá.

Las estrellas también fangirlean. Sólo que ellas tienen más suerte, porque tienen a sus ídolos más cerca. Lucky you, Kate.

Vía. Vanity Fair

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems