InicioOpiniónLa croqueta libreLa croqueta libre: "Batallitas con moraleja"

La croqueta libre: “Batallitas con moraleja”

Publicado

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección de correo que figura en el banner, con el asunto “La croqueta libre”. Los textos se leerán para escoger, pero no se editarán. Es decir, que si tu texto se ajusta a la temática de la web, lo publicaremos, pero sin corregir las posibles faltas. Los textos deben ir firmados con nombre o seudónimo. ¡Ah! ¡Y un título!    

 

Hola muy buenas, me gustaría contaros cómo salí del armario y no en cualquier sitio, en un colegio católico y lo que esto desencadenó.

En mi adolescencia, me destinaron a este colegio en cuestión, por razones personales de mis padres. Conocí allí a una chica preciosa (la apodaré Ana por anonimato), bien, pues después de llevar conociendo a Ana unos tres meses de curso, me di cuenta de que la gente la trataba un poco borde, pensé que sería porque no caía bien, pero resultó que era porque salía con otra chica de la misma escuela (esta será Julia).

Julia y ella se juntaban en los recreos, para descontento del profesorado y alumnos varios, casi la totalidad de la escuela… menos yo. Yo me sentía intrigada por aquella relación y fue cuando me pregunté: ¿Ah, se puede elegir salir con chicas? Como si aquella pregunta no fuese suficiente, mi mente empezó a convertir ese cariño amistoso en un cariño real, fue más allá y ahí empezó la “película”.

Soñaba con Ana, tenía fantasías de citas llenas de besos y abrazos, sabía que aquello jamás se haría realidad, no me importaban las consecuencias, me importaba que Ana y yo tuviésemos la mayoría de asignaturas conjuntas. Y así una tarde, tranquilas en su casa para un trabajo de clase fue ana la que se atrevió a besarme.

Esto dió lugar a un sinfín de preguntas sin respuestas, puesto que en vez de hacerlas, le devolví el beso.

Estuvo mal, no el beso, sino que ambas fuésemos conscientes de que ella tenía novia, pero no paramos, estuvimos robandonos besos muchas tardes, casi un año. Salvo en la escuela, en la escuela ella tenía a Julia, la cual todavía no sabía sobre esto, y mi rabia de adolescente al ver como todavía no la había dejado por ser yo una ingenua jugó un papel horrible.

Con una queja al aire hablando con las que, en ese entonces, eran mis amigas y la situación en la que me encontraba, se descubrió el pastel y no solo lo sabía la escuela, Julia también.

Ana estaba furiosa y me mandó un mensaje sms bastante hiriente y terminamos años de amistad y tonteo. Añadir que mi relación con los profesores pasó de amistosa a borde, al menos con la mayoría, sobretodo la de religión, y además varios amigos empezaron a dejarme de lado.

Si, la pifié de lo lindo, pero fue así a cómo aprendí a no salir con nadie que tuviera pareja, a hablar con personas de confianza y que los colegios católicos no son un buen sitio para expresar nada personal sin que te ridiculicen.

Ahora lo recuerdo como una experiencia más, pero no todo fue malo, pude hacer vida en otra ciudad y mis amigos están, en el buen sentido, hartos de chistes de lesbianas donde me incluyo.

-.Liquid Robot

Últimos artículos

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

‘Backspot’: Animadoras, croquetas y Evan Rachel Wood

Todas las generaciones tienen unas animadoras de referencia. Pueden ser las protagonistas de A...

Desde Japón con amor

Kiko Mizuhara @i_am_kiko es una modelo, actriz y diseñadora nacida en Estados Unidos y...

‘Nebesta’, tus sáficas con espadas favoritas por fin en un tomo único

No voy a decirte que leas Nebesta porque esté hecha por una amiga y...

Siri 3, el estimulador para amantes de la música

Siempre me han interesado las emociones y, también, entender por qué nos comportamos del...

¿Qué está pasando con Jojo Siwa?

Estos días no dejan de salirme en Twitter y TikTok cortes bien protagonizados por...

Dulceida y Alba esperan su primer bebé

Damos la bienvenida al Dulcebebé

Más como este

Lo que le ha pasado a Jojo Siwa nos ha pasado a (casi) todas

Hace muchos años, cuando acababa de salir del armario, recuerdo perfectamente cómo una chica...

Los adolescentes han avanzado mucho, pero lesbiana sigue siendo un insulto

Muy a mi pesar, no puedo dedicarme todo el rato a ser una lesbiana...

‘Wonder Woman 1984’ y el misterio de la bisexualidad de Diana

O "por qué no podemos tener cosas bonitas" Ayer llegaba a mis manos una noticia...

‘Benedetta’: no solo es mala, también es aburrida

Tenía muchas ganas de ver Benedetta. Muchas. A lo mejor no tantas como Las...

La croqueta libre: ‘No necesito besar a 1000 porque a la 1001 seguiré queriendo besarte a ti’

Podéis enviar los textos que queráis (preferiblemente que no incluyan ninguna imagen) a la dirección...

La literatura lésbica romántica nos salvará

Aún recuerdo la primera vez que leí un libro lésbico (o sáfico, o como...