To all the girls I’ve loved before es la sección en la que hablamos de todas aquellas mujeres que nos han enamorado en algún momento de nuestras vidas. Hoy queremos hablar de Lauren Jauregui, una joven cantante pop que está arrasando últimamente entre todos los jóvenes, y más especialmente entre las croquetas.

Procedencia: Estados Unidos

Época: 1996-actualidad (22 años)

Conocida por: Miembro del grupo Fifth Harmony

Croqueteo: En 2016 salió del armario como bisexual, aunque recientemente ha declarado que prefiere el término pansexual. Se podría decir que es un icono LGBT para estas nuevas generaciones. Ya antes de salir del armario, fue elegida la mujer más sexy votada por mujeres por la revista AfterEllen.

¡Ostras, qué fue de Lauren! Con el anuncio y posterior publicación de su álbum en solitario, los sentimientos han regresado. Así de repente, después de pasar de ella durante mucho tiempo, llegando incluso a pensar que era más de Camila (jugando con fuego…), todo el sentimiento obsesivo hacia esta mujer ha vuelto más fuerte que nunca.

Y es que cuando yo era pequeña (y digo pequeña) y ni siquiera pensaba que ser lesbiana era una posibilidad, dedicaba mi acceso a Internet por completo a mirar embobada fotos y fotos de una diosa inexplicable: Megan Fox. Años más tarde, una se da cuenta de que será verdad que “It gets better”, cuando se presenta la revolución: una Megan Fox más croqueta, más real y humana, más latina, más curvas, más de esta época y más de todo. Lauren fucking Jauregui.

Virgen santísima. Su cuerpo y estilismo es increíble, y su actitud lo hace ocho veces más sexy. De hecho, ella misma confesó a AfterEllen que la confianza en una misma es lo que más sexys nos hace.

Por si fuera esto poco, su cara y sus famosísimos ojos ya matan. ¿Soy la única a la que le da la sensación de que su cara transmite el misterio de alguien que nunca va a estar a tu nivel? ¿Habéis entendido esto que acabo de decir?

Por supuesto, su voz grave con poder tan única y original entre las cantantes pop femeninas actuales (igual que Alex Vause… ¿se podría hacer una tesis sobre esta relación entre las hormonas lésbicas y las blancas de pelo negro, actitud malota y voz grave potente? Vendo el copyright) y sus movimientos de baile tan coordinados y seguros hacen que sea una artista que normal que nos tenga locas.