Planeta Cómic ha llegado con su nueva línea manga yuri como un soplo de aire fresco en el cuasi erial español del manga wlw (women loving women), y el honor de inaugurarla lo ha tenido Girlfriends, cómic en el que me centro en esta entrada.

El primer tomo de otra de las apuestas de la editorial, Bloom into you está previsto para julio y suponemos que habrá alternancia entre segundos tomos y otras novedades a lo largo de este año y principios del que viene. Aprovecho para recordaros que el resto de licencias son The feelings we all must endure, Netsuzô Trap y Octave.

Voy a dividir esta entrada en tres minibloques. El texto sobre el tomo 1 de Girl Friends será el último y contiene spoilers. ¡Estáis avisadas!

Y sí, las fotos del interior las he hecho yo con el móvil. Pido perdón encarecidamente.

Milk Morinaga, maestra de la cuquez

La producción de Milk Morinaga se encuadra siempre dentro de la comedia romántica estudiantil, por lo que el ambiente y los problemas de sus protagonistas son los de una adolescente tokyota cualquiera. A pesar de este marco realista, las obras de Morinaga suelen destacar por su dulzura. Y no es que sus personajes no se cuestionen sus sentimientos, su identidad o que no lo pasen mal, pero la naturalidad y positividad con la que la autora afronta estos tópicos la aleja del melodrama duro. Se trata de historias cucas, reconfortantes y sin relaciones tóxicas de por medio, mangas que se pueden disfrutar mientras te tomas tu bebida favorita a sorbos.

Como vemos en Secret of the Princess, a Morinaga también le mola el binomio pelo claro/pelo oscuro

En el dibujo, Morinaga se centra en la expresividad de los personajes y en plasmar su mundo interior. No hace mucho hincapié en los fondos, concentrando los detalles en la ropa o el peinado.

Si queréis meteros más en el universo de Morinaga algunas de sus otras obras son Kisses, Sighs, and Cherry Blossom Pink (2 tomos), Hana and Hina after school (3 tomos) o Secret of the Princess (1 tomo).

Akko y Mari, las protas de Girl Friends

Girl Friends, en general

Mariko Kumakura (Mari) es una chica tranquila y apocada cuya única cualidad parece ser sus buenas notas. Un día, Akiko Oohashi (Akko) la acompaña a casa y las dos se hace amigas con rapidez. Con la ayuda de Akko, Mari aprende todo lo que hay que saber sobre moda, dietas, chicos y amigas. Sin embargo, a medida que su amistad crece, Mari se da cuenta de que sus sentimientos por Akko son mucho más profundos de lo que pensaba.

Girl Friends comenzó a editarse en la difunta revista Comic High! (de demografía seinen, para las interesadas en estas clasificaciones) en 2006, finalizando con un total de 5 tomos en 2010. En cuanto al género se trata de un cómic romántico y cotidiano ambientado en un instituto. A nivel internacional ha sido publicada en Francia, México y EE.UU. países a los que nos sumamos con la edición de Planeta Cómic.

Nos encontramos con un romance que se cuece a fuego lento a lo largo de sus cinco tomos, de una forma natural y progresiva: toma de contacto, amistad, romance. En sus páginas asistiremos a más dudas por uno y otro lado que a malentendidos forzosos, o forzados, para enredar la trama. Como he dicho, Morinaga es realista y dulce y, aunque sea casi imposible escapar de ciertos tópicos del yuri (que también nos molan, no nos engañemos), Girl Friends tiene un encanto y personalidad propios.

Tomo 1, siempre hay una primera vez para todo

Aunque comparten clase desde hace medio año, Akko y Mari nunca han cruzado una palabra. Y si no fuera porque Akko se lanza un día a interrogarla y acompañarla al metro la cosa seguiría así indefinidamente.

A raíz de esta toma de contacto, la tímida Mari comienza con reticencias una relación de amistad con la, en apariencia, más extravertida Akko que la introduce en el mundo de lo estereotípicamente femenino: el maquillaje, la ropa, las dietas, las cosas «monas»…

Poco a poco, Mariko irá saliendo de su cascarón y se relacionará no solo con Akko sino también con otras amigas de esta como Tamami, una chica bastante otaku, y Satoko, quien cambia de novio como de chaqueta.

Pasarle fotos desnuda en el baño a tu mejor amiga, lo normal una tarde de domingo cualquiera

A medida que progresa la historia la amistad de Akko y Mari se consolidará y nos irá dejando pistas bastante evidentes de que su interés mutuo tiene mucho de romántico, culminando con el gran momento final…

Deja que te cuente, Mari, igual igual un poquito más que amistad hay, eh. Una migaja.

La imagen es preciosa pero no es tan fácil la cosa ya que Akko no está despierta y Mari va a alegar locura transitoria. ¿Creíais que ya iban a acabar juntas? ¿En el primer tomo? ¡Ja!

Conclusiones

Como seguimos la historia desde el punto de vista de Mari, Akko puede llegar a resultarnos impositiva pero, cuando la conocemos mejor esta sensación se esfuma con rapidez. Akko se da cuenta de cuándo cree que está forzando o proyectando su personalidad sobre Mari, y se disculpa y actúa en consecuencia salvando cualquier atisbo de manipulación o toxicidad, tropos bastante abundantes en el girls love.

En conjunto es un tomo que presenta perfectamente a los personajes, su situación y el tono en el que se va a mover el manga. Si te gustan los yuri bonitos y las historias que viajan de la amistad hacia el romance sin prisas, no te pierdas Girl Friends.

Gracias a Planeta por enviarnos el primer tomo para esta reseña.

Fuentes: Planeta Cómic, Anime News Network