¡Hola, croquetillas! El artículo de esta semana de puente va a ser un comentario global sobre series viejunas, que también entonces había series feministas. No digo con ello que sean mejores o peores que ahora, eran otros tiempos, pero era curioso ver cómo te planteaban las cosas antes. No es ninguna comparativa o competición, sino hablar de series que seguramente no conozcáis o antes las visteis con otros ojos. Porque a mí me ha pasado, me estoy remirando “Attacker You!” y es más feminista de lo que parecía. Había ya muchas series que, sin tener trama lésbica, sí mostraban chicas fuertes que no dependían de ningún personaje masculino. Ya os hablé la otra semana de “Hana no Ko Lunlun”, era un ejemplo entre varias series. Hoy quiero hacer una visión global, aunque más adelante hablaría más en detalle de alguna que otra serie.

Mi intención con estos artículos es que las más jóvenes conozcan series de las que ahora mismo es más complicado encontrar cosas, pero que antes también se hacía animación muy chula y entretenida. Porque ahora es más fácil conocer series nuevas por todos los anuncios en internet, pero antes o la veías en la tele o te lo decía un amigo, o ni te enterabas de que existía algo. No solo me refiero al tema torrent, sino a todas las páginas de información que se tienen ahora mismo a disposición. Porque antes en las revistas que hablaban de la tele, apenas se nombraba la animación, y mucho menos en según qué términos. Espero también ampliar los puntos de vista, no quedarnos solo con lo nuevo, tener más abanico y repertorio.

Emi usaba el brazalete para convertirse en una maga adulta

Los años 70, 80 y 90 dieron para mucho. Había auténticos dramas como Candy Candy, pero también había series de chicas deportistas que no envidiaban a ciertos futbolistas. Y series de magical girls de varios tipos, porque antes las magical girls se transformaban para conseguir diferentes objetivos, como ya os conté con Lunlun. También recordemos que en “Mahou Star Magical Emi”, la protagonista usaba sus poderes para ser mejor maga, no combatía contra nadie.

Que podéis quejaros y decir que había mucha diferencia entre las series de chicas y chicos. Que las series de chicos de peleas iban más tapados y más dignos, que las de magical girls siempre van con falditas y poca ropa. Que podía verse poco feminismo estéticamente hablando. No lo niego, esto siempre ha sido así. Pero el valor de estas series es la personalidad de las chicas que participan. Cómo van madurando y cómo se tratan entre ellas. Que, en todas esas series, estuvieran mejor o peor hechas, las chicas eran fuertes. En las de volley se pegan buenos golpes en los partidos y se lesionaban. En la de tenis igual. No veías en ningún sitio chicas débiles e indefensas.

Mención aparte ese maravilloso momento en que un tío quiso hacer un serie de magical girls
Sí, todo tetas y desnudos

Un punto en contra de estas series sí que era el tema del lesbianismo. Bueno, la no heterosexualidad en sí. Porque ellos también sufrieron críticas y censura con la escena aquella de Saint Seiya con Shun descongelando a Hyoga. Que aún siguen dando explicaciones de que no pasó nada raro. Señoros, lo raro es explicar lo que pasó ahí y seguir dando la lata con esa censura. Con las chicas pasa lo mismo. En muchas series había rivalidad, amistad, y amistad íntima que la disfrazaban de amistad, pero no cuela. Si les hubieran dado más cancha… Pero claro, estaba mal visto. Solo hay que ver el final de “Onii-sama e”, todas las bolleras reconvertidas a chicas de bien heterosexuales.

Tras estos comentarios en general, comentar unos cuantos títulos significativos.

En la categoría de magical girls tenemos varias modalidades. Las que sí pelean, las que tienen poderes mágicos, las que son humanas y se transforman al empezar la serie o las que ya tenían poderes. Lalabel llega a la tierra a acabar con los malos y tendrá que aprender cómo es el mundo humano. Minky Momo y magical Emi se convierten en chicas mayores para arreglar ciertos problemas. Luego tenemos al grupo formado por Creamy Mami, Emi, Fancy Lala y Persia. Que usan sus poderes para ser mejores idols, magas, etc. Estas no luchan, pero arreglan cosas con sus poderes. Pastel Yumi usaba sus poderes para ayudar, pero como era un poco torpe se metía en pequeños problemas. También están otras magical girls atípicas como Yohko, cazadora de demonios y Cutie Honey, que peleaban mostrando un poco bastante de carne.

Rivales, pero ante todo amigas

En deportes había también variedad. Se empezó con el volley. Attack Nº1, con Kozue como protagonista. Luego vino You, otra rematadora. Aquí la conocimos como Juana Hazuki. De esta hablaré más a fondo porque me parece que está infravalorada. Del volley pasamos al tenis, con mi tocaya Hiromi [yo sé lo que me digo]. Una joven que entra al club de tenis y tendrá una rivalidad curiosa con Reika, la Mariposa. También se jugó al baseball, en Yakyuukyou no Uta [la canción de los aficionados al baseball]. Vimos a Hikari hacer gimnasia rítmica, aunque solo fueron 19 episodios. Yawara practicaba judo, que normalmente estas series eran con protagonistas masculinos. Que normalmente conocemos las series de volley y tenis, pero ya veis que hubo varios deportes.

Y con esto el artículo raro semanal. Nos vemos la semana que viene con más reseñas o comentarios, lo que me dé tiempo a hacer.

¡Gokigenyou!