81eRRkJz8ZL, Hay una lesbiana en mi sopa

¿Quién es Evelyn Hugo? Esa es la pregunta que Monique Grant tendrá que desentrañar. Periodista de la revista Vivant, todavía no se ha recuperado de la sorpresa de que la mismísima Evelyn Hugo haya exigido que sea ella quien la entreviste. No tienen ningún vínculo, no se conocen de nada y ni siquiera tiene un currículum brillante. Sin embargo, Evelyn Hugo, estrella retirada de los focos desde hace años y muy recelosa de su intimidad, está segura de que Monique es la elección correcta para que sea ella quien redacte su biografía y le cuente al mundo lo que nunca antes había estado dispuesta a compartir. Sólo hay una condición, el libro no podrá publicarse hasta que Evelyn haya muerto.

Todo comienza en Hell’s Kitchen, pero la figura de Evelyn Hugo no surgirá hasta los años 50 en la ciudad de Los Ángeles entre cámaras de cine, focos y promesas de ser una estrella. Durante varias décadas y siete maridos (por si el título no os había hecho sospechar esto último) conoceremos las luces y sombras de quien una vez fue la reina y señora de Hollywood al más puro estilo Elizabeth Taylor, Ava Gardner o Rita Hayworth. A pesar del título, a pesar de los personajes recurrentes a lo largo de sus más de 300 páginas, esta es, ante todo, la historia de Evelyn, mujer cubana y bisexual que tuvo que luchar por llegar a lo más alto en un mundo que no siempre se lo puso fácil, pero mucho más tuvo que pelear por mantenerse.

“Nunca les importó la verdad. Los medios cuentan la versión que quieren. Siempre lo han hecho. Siempre lo harán. Entonces comprendí que la única posibilidad de que alguien supera la verdad sobre mi vida era que la contara yo directamente”

Los siete maridos de Evelyn Hugo no tarda demasiado en arrancar y coger ritmo, y no necesité más que una cuantas páginas para estar dentrísimo de lo que Taylor Jenkings Reid quería contarme. Y es que ha conseguido crear un personaje complejo, con fallos, virtudes y múltiples aristas, y rodearlo de un elenco de personajes vibrantes y cautivadores que pululan a su alrededor y que saben cómo ganarse nuestra simpatía fácilmente. Uno de esos libros que te dejan satisfecha al terminarlo y triste porque se ha acabado. 11/10.

Como nota adicional, hace un tiempecito supimos que Jennifer Beals e Ilene Chaiken, creadora de The L Word, tienen intención de llevarlo a la pequeña pantalla, aunque seguimos sin saber una posible fecha de estreno.