jill-solowayMuchas conoceréis, y amaréis tanto como nosotras, Transparent, la serie de Amazon sobre Maura, quien un día decide contarle a su familia que es transgénero y que quiere empezar a vivir como la mujer que es. Lo que, a lo mejor, sabéis menos de vosotras (o no, que os tenemos muy informadas) es que la serie está basada en la historia real de su creadora, Jill Soloway, cuyo padre siguió el mismo proceso que Maura.

Jill es una de las creadoras más talentosas del panorama. Aparte de Transparent, serie que dirige y escribe, ha sido productora en United States of Tara, A dos metros bajo tierra y Anatomía de Grey, entre otras. Series que tienen un tratamiento natural y tridimensional de los personajes LGBT, y muy seguramente Jill tenga algo que ver en eso.

EileenMyles_OMalleyEn el New Yorker de esta semana, el periodista Ariel Levy hace un perfil y entrevista a la creadora, y ella ha revelado, con total naturalidad, la misma a la que nos tiene acostumbrada en sus ficciones, que está manteniendo una relación con otra mujer, la poeta Eileen Myle. La directora había mandado un mail a The Advocate, revista de referencia LGBT, para confirmar que había salido del armario, pero hasta ahora no se había pronunciado sobre quién era su pareja.

Jill+Soloway+Eileen+Myles+Red+Carpet+Premiere+J0X4ZEaGEM5l¿Y cómo se conocieron? Pues porque en la segunda temporada de Transparent hay un personaje inspirado en la poeta, y la llevaron al set para que diera indicaciones y notas. Fue un flechazo: Desde que se conocieron, no dejaron de hablar por teléfono primero, y de encontrarse después. La misma Soloway lo describe de esta manera:

Me dieron un diario que Myles habia escrito. Lo abrí, y la primera cosa que decía era «cualquiera que se enamore de mi, está en problemas». Era como si ella escribiera de mi sin saber ni siquiera que yo existía.

JIll estaba casada con el supervisor musical de la serie, Bruce Gilbert, pero se están separando, o como ella lo expresa, «disolviendo ciertos aspectos de su conexión». El resto de la interesantísima entrevista lo podéis encontrar en la web de The New Yorker.