InicioCómicLa Harley Quinn de 'Suicide Squad' no es ningún icono feminista

La Harley Quinn de ‘Suicide Squad’ no es ningún icono feminista

Publicado

Margot-Robbie-como-Harley-Quinn-en-Suicide-Squad-por-Warner-Bros.-Pictures

Tenemos que dejar de decir que la Harley Quinn de Suicide Squad es un icono feminista, porque no lo es. Esta Harley no es ningún personaje femenino fuerte por mucho que vaya pegando mamporros con un bate por la ciudad. Y su excesiva, aunque ya habitual, hipersexualización tampoco ayuda demasiado a la causa. Enfudada en unos miniminiminishorts y unos tacones de aguja, su principal función en Suicide Squad es la de caldear el ambiente y ganar un concurso de Miss camiseta mojada mientras luce una cazadora que pone “Propiedad del Joker”.

Su arco se reduce a ansiar el reencuentro con el Joker mientras pone finos a los malos, y un par de flashbacks de los dos donde vemos cómo él abusa de ella. El mundo de Harley Quinn gira alrededor del de su novio. Por él lo ha dejado todo y mantiene una relación abusiva de manual. Una relación tan tóxica que acabaría hasta con la mismísima Poison Ivy. Él le hace daño, día sí y día también, la controla, la manipula e, inmediatamente después, le dice lo mucho que la quiere.

Suicide Squad se centra sólo en sus orígenes, pero su historia completa va más allá de su relación con el Joker. La Harley Quinn de los cómics es un personaje mucho más complejo y con muchos matices que se le han quedado a David Ayer en el tintero con la adaptación, y que sí podría ganarse el título de icono feminista. Después del reboot de Los nuevos 52, el personaje de Harley gana independencia y empoderamiento, y deja de ser un apéndice del Joker. Es una víctima, pero también una superviviente con su propia historia que contar. Su vida ya no tiene como centro al payaso de pelo verde y pintalabios mal aplicado, aunque siga estando, en mayor o menor medida, presente en ella, y comienza una relación con Poison Ivy, quien le muestra cómo podría ser su vida sin su agresor y trata de convencerla de que se merece algo mejor.

63_17-600x535

Volviendo a la peli, aunque Ayer enfunde a Margot en el atuendo que lleva la Harley de Los nuevos 52, uno de sus primeros diálogos sea “duermo donde quiero, cuando quiero, y con quien quiero”, y presente al personaje con una versión del clásico himno feminista You don’t own me, se contradice con lo que vemos el resto de la película. Y es que, como dicen en The times, esta Harley Quinn “es la idea que tiene un universitario de cómo sería una heroína feminista de acción”. Que no es ni feminista ni es ná.

Últimos artículos

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

‘Backspot’: Animadoras, croquetas y Evan Rachel Wood

Todas las generaciones tienen unas animadoras de referencia. Pueden ser las protagonistas de A...

Desde Japón con amor

Kiko Mizuhara @i_am_kiko es una modelo, actriz y diseñadora nacida en Estados Unidos y...

‘Nebesta’, tus sáficas con espadas favoritas por fin en un tomo único

No voy a decirte que leas Nebesta porque esté hecha por una amiga y...

Siri 3, el estimulador para amantes de la música

Siempre me han interesado las emociones y, también, entender por qué nos comportamos del...

¿Qué está pasando con Jojo Siwa?

Estos días no dejan de salirme en Twitter y TikTok cortes bien protagonizados por...

Dulceida y Alba esperan su primer bebé

Damos la bienvenida al Dulcebebé

Más como este

Campaña de EL·LE(s) 2, dale al costumbrismo LGBTIQ+

Tras el éxito de su primer crowdfunding, EL·LE(s), la revista de historietas pro LGBTIQ+...

‘Roaming’, vidas en tránsito

El final de la adolescencia, esa entrada en el mundo de los adultos, esa...

‘Elisa y Marcela’, amor y transgresión

Elisa y Marcela es un cómic que recrea un hecho histórico, la «boda sin...

Kate Bishop (Ojo de Halcón) podría ser bisexual en el MCU

Cuando se trata de temas LGBT y Marvel, nunca espero nada y aún así...

“Transition”, la importancia de la identidad

Transition nace como el proyecto personal de su autora, Ariko, quien tras un intento...

‘Just Friends’ de Ana Oncina, la historia de un primer amor.

Seguramente que conoceréis a Ana Oncina por los cómics de Croqueta y Empanadilla. La...