Netflix sigue apostando fuerte por las series de Marvel y tiene motivos más que suficientes para ello. Son sus productos estrella, gozan de una buenísima salud y, obviando esta cosa llamada Iron Fist, tiene a la crítica y a los fanses besándole los pies.

De todas ellas, son Jessica Jones y Daredevil las que, claramente, sobresalen por encima de todas las demás. Y con el estreno de Daredevil previsto para este año 2018, tiene todo el sentido del mundo que Netflix quiera seguir manteniendo a Jessica por el barrio también.

A sólo un mes y poquito el estreno de la segunda temporada de la serie protagonizada por Krysten Ritter, Rachael Taylor y Carrie-Anne Moss, Netflix ya ha confirmado que volveremos a ver a nuestra detective privado favorita (después de Veronica Mars, obviamente) en una temporada más. Suponemos que eso significa que Netflix está contento con cómo ha ido la cosa porque la audiencia ha respondido bien. Y digo suponemos porque los datos de audiencia de Netflix parecen archivos del Pentágono en cuanto a secretismo, no los ha visto nadie.

Netflix ha hecho bien en seguir manteniendo a sus superhéroes Marvel. Ahora tendrá que saber mantener el nivel, porque si en estos momentos no tiene a nadie con quien rivalizar, pronto Disney lanzará su nuevo servicio de streaming, en el que incluirá series de producción propia y marvelitas.

Vía: Variety