Una de las series de la temporada con personaje croqueta era Life sentence, protagonizada por Lucy Hale (Pretty little liars), y que narraba el cambio de vida de una chica que se creía enferma terminal cuando le dan la noticia de que ha superado su enfermedad, y cómo se da cuenta de que toda su vida durante los últimos ocho años ha sido una mentira. La croqueta en cuestión era Gillian Vigman, quien interpretaba a la madre de Lucy, y quien le había escondido a su hija que estaba enamorada de su mejor amiga.

Los datos no han acompañado a la ficción, que contaba con menos de medio millón de espectadores por episodio, una cifra muy baja para una cadena como CW. Hale contaba ayer en su Twitter lo triste que era la cancelación de Life Sentence. “A veces las cosas no resuenan en la audiencia y las series simplemente no funcionan, pero estoy muy orgullosa de lo que hemos logrado y de la experiencia que he tenido. Life Sentence era una serie que muchos necesitábamos y estoy más que agradecida a aquellos que dieron una oportunidad a nuestra serie”

Vía: Digital Spy