¡Hola, chicas! Seguro que más de una conoce este anime, que no es precisamente nuevo, aunque sigue en activo.

“Mahou Shoujo Lyrical Nanoha” (la chica mágica Lyrical Nanoha) empieza contando la historia de cómo se conocen Nanoha y Fate, aparte de toda la gente que les rodea. Pero las importantes son esas dos, una pareja muy cuqui. Desde mi punto de vista es una de las mejores parejas del anime. Un amor que empieza siendo las dos niñas. Primero son enemigas, cambian a amigas, a mejore amigas y a pareja de adultas. Los productores no querían unirlas, pero sus seiyuus (actrices de voz) las casaron, que son dos mujeres muy majas ellas (Yukari Tamura como Nanoha, que canta los ending, y Nana Mizuki como Fate, que canta los opening).

Nanoha y Fate

El anime tiene varias sagas y películas. La historia comienza con Nanoha, una niña de primaria normal que al volver a casa oye voces, alguien pidiendo ayuda. Encontrará un hurón herido. Bueno, o eso es lo que parece. Ese hurón es un mago de otro mundo, Yuuno, que busca las Jewel Seed, unos objetos antiguos que tienen un gran poder y si caen en malas manos causarían la destrucción. Como Yuuno está malherido, cuando vuelven a atacarle le tendrá que ceder su poder mágico a Nanoha para que luche ella. Obviamente, Nanoha mostrará que se las puede apañar muy bien con esos poderes mágicos.

La historia de verdad surge cuando en esa tarea heredada de buscar las joyas aparece otra cría, Fate, que también las busca. Esta es la verdadera trama, la historia de Fate y la relación que se desarrolla entre las dos chicas. Nanoha quiere entender a Fate, conocerla. Piensa que pueden llegar a entenderse. Pero Fate tiene ciertas circunstancias complicadas. Al final de la primera serie veremos cómo se cierra esa trama, conoceremos toda la historia de Fate y las niñas se harán muy amigas. A ver, no se puede decir que sea un romance como otros porque tienen 8 años, pero está muy claro que cuando crezcan van a ser pareja, lo demuestran en el momento de la despedida temporal de la primera temporada, donde Fate promete a Nanoha que si en algún momento tiene problemas ella será la primera que vaya a ayudarla. Además, las dos niñas se intercambian los lazos del pelo.

Intercambio de lazos

Aunque he comentado cosillas de la primera serie para poner en situación, no quiero hablar de más porque este anime es muy divertido de ver, tiene buena historia y si no lo habéis visto no quiero destripar nada. Son solo 13 episodios de temporada que se resumen en la primera película.

Tras esa primera historia, pasamos a A’s. Aparecerá otra niña más, Hayate (con otra gran voz, Kana Ueda). Va en silla de ruedas y tiene problemas de salud. Además, tiene una familia muy peculiar. Si la primera serie era “vamos a salvar a Fate” esta es “vamos a salvar a Hayate y a su familia”. Sí, por familia me refiero a los que me refiero, porque por favor, ¿se les puede denominar de otra forma? Merecen ese trato con creces. La serie se inicia con la familia de Hayate atacando a Nanoha, pero ahí aparecerá Fate a salvar a su amiga.

Hayate y Signum

¿Por qué atacan si parecen majos? Porque a Fate sí se la veía más “malota”, pero estos son diferentes. De nuevo recomiendo ver la serie, otros 13 episodios, o su película resumen. Al final de la temporada veremos a las 3 chicas ya crecidas y dan el paso a la tercera serie.

Me refiero a StrikerS. A diferencia de las dos anteriores esta transcurre en el mundo de Yuuno y Fate, ya no estaremos en la Tierra. Nanoha y Hayate se mudan y las tres chicas pasan a formar parte de la administración. Al comienzo de esta serie te cuentan que Hayate quería montar una unidad especializada en recuperar artefactos peligrosos, convencerá a sus amigas para que se unan. Por supuesto, su familia seguirá ayudándola, incluida Rein. Pero como todo en esta serie, todo se termina complicando. Aparecerá una niña perdida a la que adoptará Nanoha, la historia irá sobre el malo de esta saga y esa niña perdida.

Como dije, en la serie la pareja de Nanoha y Fate es muy bonita de ver. En las primeras temporadas se puede ver el amor, aún infantil, que tienen la una por la otra. Pero se ven muchas muestras verbales y no verbales. Hasta que en la tercera saga las vemos compartir casa y cama, porque era natural que acabaran así.

Aparte de esas tres series la trama sigue con la niña adoptada de protagonista, pero la trama se vuelve más floja (no solo para mí, para más gente igual) y el trío protagonista apenas sale ya. Tras el bajón que pegó con este cambio de trama, decidieron hacer un par de películas más, Reflection y Detonation, situada temporalmente entre A’s y StrikerS. Aún no he podido ver Reflection pero creo que recupera el encanto que tenía la serie.

Con esto acabo mi recomendación semanal, una serie de magical girls muy brutas, no esperéis ataques como en otras series del género porque no, estas van a matar, pero con saña. Aparte de que la trama es muy entretenida y está muy bien hecha, manteniendo ahí la intriga hasta el final.

¡Gokigenyou!

Nanaho (que no Nanoha, se parecen pero no).