¡Hola, croquetillas! El artículo semanal es producto de tres factores. Primero, que Marca me deja escribir lo que quiera, a veces tendrá resultados inesperados, como el artículo de hoy o el artículo de las seiyuus. Segundo, tengo dos reseñas más, pero quiero ver cómo las enfoco. Tercero, empieza la temporada de primavera, pero no quiero comentar sin haber visto y poder juzgar.

Esto es un artículo totalmente subjetivo, no pretendo ni sentar cátedra ni nada parecido. Muchas no estaréis de acuerdo en mi ranking, lo asumo. Para cada pareja comentaré cosas buenas y malas que tienen, desde mi punto de vista. Como siempre, podéis discutirme lo que queráis en los comentarios.

Como en este tipo de listas, empiezo por las menos favoritas. Pero que conste que todas ellas me hacen gracia en mayor o menor medida, veréis que no comento a todas las parejas de las reseñas que he hecho.

20. Shizuma y Nagisa [Strawberry Panic]
Último puesto, lo siento. Tienen más física que química, esto les hace perder muchos puntos. A veces tienen una lógica de mierda que no hay por dónde entenderla, se abusa de un drama que no es para tanto. Pero como no hablan las cosas, pasa lo que pasa.
Shizuma y Nagisa

19. Teko y Pikari [Amanchu]
Dad gracias de que ganáis a las anteriores. Y salen en el ranking a pesar de la rabia que me da cómo hicieron aquel giro argumental [¡Y hasta rima!]. Empezaron totalmente adorables, pero luego se marcaron un Rizzoli & Isles. Las heteras más bollos del anime. O las lesbianas más heteras. Vete tú a saber. Las pongo porque la primera temporada me robó el corazón y prefiero quedarme con ese sentimiento. Pero no es sano para las croquetas sufrir estas desilusiones, que no sobran los personajes bollo molones.

18. El trío de Kashimashi
Suelo odiar un poquito a los tríos amorosos porque suele ser una excusa barata para marear la perdiz, pero admito que estas tres me hicieron gracia. Drama justo y un final más que aceptable. Aparte de que ganan en el punto de que negocian las dos rivales que luchan por el amor de Hazumu, eso creo que nunca se ha visto que firmen una tregua por el bien de la persona compartida.

17. Sumika y Kazama [Sasameki Koto]
Realmente los puestos del 17 al 14 podrían tener un puesto empatado, pero había que numerarlas y han quedado así. Las protas de Sasameki Koto tienen su gracia, pero les falta la picardía de sus compañeras de serie. Y el final del anime podría ser más que esa mirada intensa, no sé. Fue la muestra menos visible de toda la serie. Chicas, un abrazo al menos, coñe.

16. Touko y Yuu [Yagate Kimi ni Naru]
A estas las coloco un poco bajo de la lista porque se pasan de originales y les falta conversación. Vale que ya está todo inventado y que es complicado crear tramas originales. Pero, de verdad os lo digo, que no falte el diálogo porque la trama no puede depender de tanto lío por falta de diálogo. Me parecen súper tiernas, pero algunas cosas no son nada lógicas. Aparte de que el anime se queda excesivamente colgado, supongo y espero que continúen la trama.
Touko y Yuu

15. Hikari y Karen [Shoujo Kageki Revue Starlight]
Estas ya dialogan más que otras parejas anteriores. Pero tampoco son muy explícitas a la hora de expresar sus sentimientos. Les faltó dar más forma a sus sentimientos. Porque mira que hacen de todo las unas por las otras [que son varias parejas en juego], pero no dicen lo más importante, que es a qué nivel se quieren. Porque dejan claro que son más que amigas, pero muestran lo justo sin especificar. Por eso os quedáis en el puesto 15, lo siento.

14. Nanoha y Fate [Mahou Shoujo Lyrical Nanoha]
Dos mejores amigas que realizan una boda siendo crías intercambiando sus lazos. Que cuando crecen comparten casa, cama y adoptan a una niña. Pero a los productores no les sale de los cojones decir que son pareja. Ole, ole y ole vuestros 8 pares cuadrados. Menos mal que las seiyuus sí saben lo que hay y actúan en consecuencia.

13. Chikane y Himeko [Kannazuki no Miko]
Sí, a pesar de todo adoro a esta pareja. No es favorita-favorita, pero les tengo mucho cariño. ¿Por qué? Porque sí demuestran sus sentimientos, entre todo el chocho que montan con el Orochi, el triángulo amoroso y demás. Las chicas van superando todas las locuras que se les ponen por delante [de nuevo, qué arte tengo eligiendo palabras] y acaban juntas y felices. Y qué coño, que Chikane lo mola todo.
Chikane y Himeko

12. Utena y Anthy [Shoujo Kakumei Utena]
Sí, no entran en el top10, lo siento. Es decir, las adoro, pero voy a decir una chorrada, les faltaba ser más obvias. El problema de esta historia es que es rara de narices y a veces se lían mucho entre metáforas oníricas y fumadas varias. Son una gran pareja, pero a veces no sabes muy bien los sentimientos de cada una de ellas. Se insinúa más en los temas musicales que en la serie en sí. Aunque al final dejan claro lo que hay, pero muy al final. Durante la serie es mucho más gay y obvia Juri, valga la redundancia con su nombre. Pero a la pareja protagonista a veces le faltaba un toque más romántico o más evidente.

11. Natsuki y Shizuru [Mai Hime / Mai Otome]
No me refiero a la versión de Mai Otome, sino a las de Mai Hime. En Otome sí son pareja más formal. Pero a mí me encantaron en Hime, la primera serie, donde se las ve crecer como pareja. Aunque al comienzo Natsuki reniega de toda la raza humana y va de asocial por la vida, poco a poco se dejará querer por la loca-pero-formal de Shizuru. Aparte de que demuestran que se aman la una a la otra en su batalla final, eso no tiene vuelta de hoja de ninguna manera.

10. Aoi y Hinata [Yama no Susume]
Sí, estas dos petardas están en el top10. ¿Por qué? Porque, aunque no esté catalogado como shoujo ai la serie, realmente lo es. Aoi se esfuerza siempre un montón por seguir a Hinata. Y Hinata se adapta siempre a Aoi. Nunca se van a dar un beso ni nada parecido, lo tengo claro. Tampoco espero verlo. Pero, para mí, son una pareja genial. Por eso van delante de otras parejas.

9. Maria y Tsubasa [Senki Zesshou Symphogear]
¿Qué puedo decir de estas dos? Por favor, son geniales. Ya de por sí, Symphogear es una serie totalmente bollo. Hay varias parejas y las chicas son un punto. Maria aparece en la segunda temporada, acompañando a Tsubasa como cantante. Maria sí es más directa varias veces, que saca los colores a Tsubasa. Y Tsubasa, que ya empieza a sociabilizar tras la primera temporada y empezar a superar sus traumas, se deja llevar por Maria. De nuevo, no veremos besos entre ellas [¡Ojalá en la quinta temporada!], pero tienen una tensión sexual entre ellas muy curiosa.

8. Nanaho y Kuon [Gokujou Seitokai]
Vale, hago trampa, pero explico el motivo. Estas no son pareja. Ahí está la trampa. Pero, sinceramente, hacen un dúo perfecto. Con el derecho que tengo al usar cierto apodo, diré que aquí mi amiga es un poco tonta [aunque la entiendo perfectamente, por eso digo que es tonta], debería dejarse de imposibles e irse con la que hace tan buena pareja. Nanaho y Kuon tienen una complicidad brutal. A pesar de sus muchas diferencias, en el fondo tienen buen rollo. Aparte de que santa paciencia la de Kuon para aguantar a la pelirroja. Yo me quedé con ganas de que fueran pareja, porque serían como otras que yo me sé, pero más realistas.

7. Eri y Nozomi [Love Live]
Llego a la bollería del Love Live. Nozomi es mi favorita, de todas ellas. Lo siento, pero es así. Y su matrimonio más que establecido con Eri me encanta. A veces les falta ser un poco más directas, pero hay varias escenas que no tienen desperdicio alguno. Como cuando Nozomi dice que le encantaría ver a Eri con ropa sexy [¿No la has visto ya así?]. O lo del parfait que repiten, con sonrojo incluido [todas sabemos que parfait es una palabra clave entre ellas, esto es así].

6. Kanan y Mari [Love Live Sunshine]
Como vieron que funcionaba el tema bollo, en Sunshine decidieron explotarlo. Realmente Love Live va aprendiendo y evolucionando, de ahí que la segunda serie fuera más bollo, porque funcionó. Kanan y Mari superan al resto a nivel de parejas. Esa escena de las dos durmiendo juntas y Mari que tiene la mano en la teta de Kanan. O que Kanan sepa cuánto pesa Mari con cogerla en brazos. O la pedida de mano de Kanan al final de la segunda temporada. ¿Necesitáis más pruebas?

5. Yoshino y Rei [Maria-sama ga Miteru]
Primas por parte doble. Primero, son primas de sangre, pero también son pareja hermanada [esta explicación va en mi pareja número 1]. Me encanta porque se complementan. Rei es una calzonazas y Yoshino es un rabo de lagartija. Realmente me parecen una pareja adorable que ha ido aprendiendo a tratarse y maduran juntas. Aparte de que fue muy épica la escena de “ven que te enseño la cicatriz”, que todas sabemos que como excusa podía estar más trabajada.

4. Anne y Grea [Manaria Friends]
La última pareja que me ha robado el corazón. Adorables, tiernas, frescas… ¿He dicho ya que son adorables? Aunque ya os conté que no esperéis algo hormonado, su relación es preciosa y toda la serie en sí te llega al corazón. Realmente son ese tipo de relación que saca mi lado más tierno. Aunque sea algo muy ñoño, me han alegrado el corazón. Y no aparecen en puestos más altos porque las otras tres parejas me ganaron antes.
Grea y Anne

3. Tohru y Kobayashi [Kobayashi-san Chi no Maid Dragon]
Chu Chu Yeah! Son de lo mejorcito que he visto nunca. Aparte de una pareja adulta. Joven, pero adulta. Dos seres que van aprendiendo a convivir y a tratarse, superando diferencias varias, que al final deciden que les gusta estar juntas, que se necesitan mutuamente. Dos adultas serias y responsables que viven juntas cuidando a una niña pseudo-adoptada.
Tohru y Kobayashi

2. Sachiko y Yumi [Maria-sama ga Miteru]
Mis rosas rojas del alma. Para muchas esta pareja quizás no merezca estar entre los primeros puestos, pero para mí son importantes. Quizás no demuestren de forma muy visible el amor que se tienen, pero realmente son una pareja que va evolucionando y aprendiendo. Se ganan mi segundo puesto por aquella escena súper mega preciosa del tercer episodio de la tercera temporada, donde Sachiko le dice a Yumi que, aunque no pudiera verla con los ojos, podría distinguirla sin problemas porque la ve con el corazón. Joder, a mí me dicen algo así y no respondo, por dos motivos. Uno, me quedo sin palabras y cuando pueda reaccionar, no reacciono hablando.
Sachiko y Yumi

1. Haruka y Michiru [Sailor Moon]
¿A alguien le sorprende que estén en mi puesto número 1? Es la mejor pareja que he visto nunca. Y no lo digo porque ellas en sí sean perfectas, sino por el tipo de relación que tienen. Lo que las hace perfectas es el trato que gastan. Ya no es solo que se complementen, sino la confianza, complicidad, ese entendimiento que tienen. Cuando yo digo que quiero una novia como Michiru, no me refiero a Michiru en sí [bueno, tampoco es que ponga yo pegas a Michiru precisamente], sino a esa relación cómplice. Yo quiero tener esa confianza con mi pareja. Que además es precioso el capítulo 106 del anime original donde cuentan el cómo se conocieron. Y el hecho de que Michiru no mate a base de collejas a Haruka más de una vez demuestra que es amor del bueno. No, Michiru no hace méritos para collejas. Lo de las primas que dije antes es porque la censura de Estados Unidos las puso como primas, lo cual era muy raro, de ahí mi comentario en Rei y Yoshino.
Haruka y Michiru

Y hasta aquí la bizarrada de artículo semanal. Que además, para ser artículo de «relleno», me ha quedado mucho más largo de lo que pensé en un comienzo. Las próximas semanas le daré una vuelta de tuerca a un par de animes muy feministas con toques de croqueteo. Y luego espero poder comentar series de la nueva temporada de primavera tras haber juzgado un poco el panorama.

¡Gokigenyou!

Nanaho.

2 Comentarios

  1. ¡¡Cómo no has puesto a Hibiki y Miku!!¡¿Por quée?!¡Mala,maaala!
    XD
    Por otra parte,se lucieron con eso de hacer primas a Haruka y Michiru.Que no es por nada,que yo sé de primos que se han casado,así que…Aparte,o no emitieron el capítulo en el que se conocen o yo que sé qué hicieron,pero un poco raro que sean primas y no se conozcan,¿no? «Haruka,soy tu prima»,en plan Darth Vader XD
    En fin,idas de olla varias.
    ¡Abrazotes mil!

  2. Jo, Hibiki y Miku son muy cuquis, pero prefiero a Maria y Tsubasa, tienen más nosequéquenoseyo.

    Lo de las primas es que quedó de traca, hubo muchas fans que dijeron que era aún más raro de lo de las primas que dejarlas de lesbianas a secas. No sé cómo harían lo del capítulo 106, quizás sea una bizarrada a tener en cuenta, oye.

    Y sí, se te ha ido un poco XDDD

    Abrazotes!!

Comments are closed.